Politica

"Promo Vidal", tercera edición: el subsidio de 50% en alimentos tendrá dos días y 10 supermercados más

15-08-2017 Este miércoles se sumarán nuevos comercios para la acción promocional del Banco Provincia. Se concretará en dos jornadas, de manera de evitar las aglomeraciones del mes pasado. La fecha de los descuentos sufrió el corrimiento de una semana para evitar sospechas en la previa de las PASO
Por Andrea Catalano
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Se viene otra inyección de dinero para lubricar el consumo en la provincia de Buenos Aires. El estatal Banco Provincia volverá a subsidiarles a sus clientes -en su mayoría empleados públicos y jubilados- el 50% de las compras en alimentos hasta un tope de $1.500.

Es la tercera edición de esta "promo" -que originalmente había estado programada para la semana pasada, justo antes de las PASO-, que se ha transformado en una de las más polémicas por sus connotaciones políticas.

Por un lado, la acción impulsada desde el gobierno de María Eugenia Vidal e instrumentada desde la entidad financiera provincial tiene reminiscencias de las medidas kirchneristas para impulsar el consumo en momentos en que la economía se encontraba estancada.

Observado desde ese punto de vista, puede presumirse que implica una ventaja política para el oficialismo en plena campaña electoral, ya que, según afirman los analistas de opinión pública, toda acción pro consumo mejora la percepción sobre el gobernante.

Pero, al mismo tiempo, las aglomeraciones ocurridas en la "promo" del mes pasado y las largas filas de gente esperando de madrugada, bajo la fría llovizna invernal, para comprar alimentos, funcionó también como un recordatorio de las necesidades que se están pasando en vastas zonas del conurbano.

Esas imágenes, que parecían estar indicando todo lo opuesto a lo que el macrismo quiere mostrar, fueron profusamente utilizadas por la oposición en su denuncia sobre los costos sociales de la política económica.

De manera que el corrimiento de la fecha cumplió con dos objetivos. Primero, evitar cualquier suspicacia en la previa de las PASO. Básicamente, que el gobierno provincial no fuera acusado de tomar una medida de corte electoralista antes de los comicios.

También se buscó prevenir que, en caso de que se produjera un nivel de aglomeración en los supermercados comparable al que se dio el mes pasado, la foto no impactara de manera negativa en vísperas de las elecciones.

Pero además hubo revisión en aspectos organizativos, para evitar la repetición de imágenes indeseadas. Atenta a la demanda de muchos usuarios de la tarjeta del BP que habían comentado que sería positivo que hubiese una jornada adicional para realizar las compras, la entidad financiera decidió extender el beneficio en dos jornadas. Aunque, una vez más, con un tope de reintegro que no excederá los $1.500 por mes.

Además, se sumaron 10 supermercados que en los meses anteriores no estuvieron presentes. Eso sí, esta vez, el gran ausente será Niní, donde en julio se produjeron las largas filas protagonizadas por aquellos que aprovecharon la ventaja de obtener semejante rebaja en un mayorista.

Lubricando el conurbano
Hay 4 millones de tarjetas de débito de la entidad y 1,5 millones de tarjetas de crédito en circulación. Se trata de los trabajadores municipales, provinciales, docentes y jubilados, que por su actividad cuentan con estos plásticos y a los que, según el presidente del BP, Juan Curutchet, se quería beneficiar con esta movida.

Para dar cuenta del alcance que tienen las tarjetas, basta observar que en las elecciones del domingo pasado, las PASO 2017, votaron en la provincia de Buenos Aires algo más de 9 millones de personas.

"La propuesta es muy buena en relación a los niveles de los salarios o jubilaciones que nuestros clientes tienen. La idea era ayudarlos a llenar el changuito", agregó el directivo bancario. Es lo que los economistas y expertos en consumo suelen llamar compra de oportunidad, y que en la entidad provincial parecen haber comprendido muy bien.

Sobre el descuento de 50%, el 20% lo aportan los supermercados, mientras del restante 30% se hace cargo el Banco Provincia. La entidad indicó que es capaz de asumir este riesgo dada la buena salud financiera de que goza la empresa.

El impacto que tuvo la medida ya fue imitada por el gobernador de Formosa, Gildo Insfrán, quien la semana pasada aplicó una promoción idéntica a través del banco estatal de esa provincia, llamada Compra Más, Pagá Menos.

Para ello, los comercios interesados en ofrecer la rebaja del 50%, también con un tope de reintegro de $1.500, debieron inscribirse previamente en la Federación Económica de Formosa (FEF) con la que el Gobierno provincial realizó un acuerdo. Casi 200 negocios se plegaron a la estrategia y fueron muchos los formoseños que aprovecharon el beneficio.

Lo cierto es que la caída del consumo de alimentos se mantiene constante, y si bien en julio fue de 2,5%, la más baja de las últimas mediciones según el INDEC, aún no logra siquiera estabilizarse. Ante esta situación y a que una de las críticas que se les realiza a los referentes de Cambiemos es que no toman medidas para alentar el consumo, es que en el Banco Provincia encontraron esta salida como respuesta a parte de este escenario.

También se tomó en cuenta la demanda de otras cadenas de supermercados más pequeñas, que pidieron ser parte de la promoción. Así, esta vez, fueron incluidos los autoservicios La Amistad y La Plaza, Josimar, La Emancipación, MUCOOP Capitán Sarmiento, Super CLC SA, y los supermercados El Diamante, La Nueva Estrella, Las Heras y Ponsa.

Volverán a ser parte de la iniciativa comercial Carrefour, Chango Mas, Chas Chascomús, Chas Lezama, Cooperativa Obrera, Coral, Coto, Día, Disco, El Negro, ElNene, Ideal, Impacto, Jumbo, La Anónima, La Providencia, Novick, Planeta, San Miguel, Súper Acuario, Todo y Tuti, Toledo, Vea y Walmart.

SECCIÓN Politica
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR