Economía

La Argentina necesita inversiones por u$s110.000 millones para crecer sostenidamente

15-08-2017 Según afirma la Universidad de Belgrano, la tasa de inversión es muy baja porque una gran parte del ahorro se destina a las divisas o se gira al exterior
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+
La Argentina necesita inversiones por u$s110.000 millones anuales para iniciar un proceso de crecimiento sostenido, según se estimó este martes en un informe del Centro de Estudios de la Nueva Economía (CENE) de la Universidad de Belgrano.

El director del CENE, Víctor Beker, señaló que "la experiencia de los países emergentes indica que se requiere de un coeficiente de inversión del 25 por ciento del PIB para lograr una tasa de crecimiento sostenido del 7 por ciento".

"La Argentina está lejos de ese nivel. Un primer objetivo debería consistir en alcanzar un volumen de inversión del 20 por ciento del PIB, similar al promedio latinoamericano. Ello implicaría unos 110.000 millones de dólares anuales, lo cual equivale a un incremento de 27.500 millones de dólares respecto del nivel actual", precisó.

El reporte puntualizó que la inversión bruta fija en la Argentina representa "tan sólo un 15 por ciento del PIB medido a precios corrientes, según los datos del INDEC para el primer trimestre de 2017".

En ese sentido, destacó que es "uno de los menores de América Latina" y detalló que en Colombia llegó a 25,4 por ciento; en México, a 23,2 por ciento; en Chile, a 21,6 por ciento; en Uruguay, a 19,2 por ciento, y en Brasil, a 17,4 por ciento.

Beker explicó que la tasa de inversión es tan baja en la Argentina "porque una parte significativa del ahorro interno se realiza en divisas y se guardan en el colchón o se giran al exterior, no canalizándose hacia la inversión".

Por eso, el analista sostuvo que "la Argentina depende de la inversión externa para aumentar la formación de capital".

"El hecho de que la capacidad instalada actual de la industria esté utilizada en sólo el 65,8 por ciento da un cierto margen para una recuperación inicial no atada necesariamente a una mayor inversión", señaló.

Sin embargo, Beker aseguró que "un proceso de crecimiento requiere de un nivel de inversión muy superior al actual; más aún, cuando parte de su exiguo volumen no va dirigido a la inversión productiva sino que toma la forma de la construcción residencial".

 

SECCIÓN Economía
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR