Tecnología

Ganadoras del "modelo M": las telcos ya facturan por encima de $200.000 millones anuales

23-08-2017 Los balances de las cuatro compañías más importantes del país, Telefónica, Telecom, Claro y Cablevisión, desnudan estrategias y anticipan movimientos. Y las ventas totales hasta equiparan la valuación de una de las empresas de Internet más representativas
Por Andrea Catalano
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Las empresas de telecomunicaciones están de festejo. Y no es para menos, ya que sus "brotes verdes" se hacen ver en todo sentido.

Más allá de desempeñarse en un sector que tiene un futuro promisorio, sus actuales balances muestran importantes crecimientos tanto en ventas totales como en la ganancia media por usuario y en los márgenes de rentabilidad.

Por lo pronto, las cuatro principales operadoras del país, -Claro, Movistar, Telecom y Cablevisión- obtuvieron ingresos superiores a los $100.000 millones sólo en el primer semestre.

Esta cifra permite anticipar que la facturación conjunta superará los $200.000 millones en 2017. En dólares (cotización post PASO), las ventas anuales del sector superarían los u$s12.000 millones.

A efectos comparativos y para tener una idea de la dimensión de esta última cifra, equivale al monto que tienen previsto invertir agricultores nacionales para la temporada 2016/17.

Además, supera al valor de mercado que en mayo alcanzó MercadoLibre en Wall Street, el más alto para una firma argentina (el de YPF no llega a los u$s10.000 millones).

Estos números dejan en evidencia el valor estratégico de las firmas "telco" que operan en el país, en relación con el de otras actividades. 

Pero, acaso más importante, es que el sector aún está muy lejos de haber tocado su techo. Tiene todo por delante para crecer, tanto por las grandes  necesidades de infraestructura como también por el uso creciente de las nuevas tecnologías. 

El Gobierno es consciente del "efecto derrame" que provoca esta actividad sobre el resto de la economía. Y entiende que satisfacer una demanda que exige más y mejores servicios obliga a las prestadoras a ampliar la capacidad de sus redes y a que hagan un uso más amplio del espectro. 

Los datos de ventas reflejados en los balances de las cuatro compañías para el primer semestre indican que:

- En todos los casos, registraron ingresos superiores a la inflación prevista tanto por el Gobierno como por consultoras privadas, que la ubican en torno al 22 o 23% para 2017.

Por ahora, Telefónica sigue siendo la principal firma de este rubro en el país. Los números de enero a junio así lo indican:

- Obtuvo ingresos por 1.800 millones de euros (u$s2.100 millones). Es decir, unos $36.000 millones, según la cotización post-PASO.

En el ranking de facturación le siguen: 

-Telecom, con ventas cercanas a $30.500 millones

-Cablevisión, con algo más de $19.000 millones 

-Claro, muy cerca de los $18.000 millones

Este ranking se modificará a partir del próximo 31 de agosto, cuando los directores de Telecom y Cablevisión se reúnan en asamblea para darle el "" al matrimonio

De hecho, esto ya fue anunciado en la carta de intención sellada el pasado 30 de junio, en coincidencia con el cierre de los números dados a conocer posteriormente en sus balances.

Ambas compañías habían consignado el acuerdo en sus reportes a la Bolsa, en los que ratificó lo que ya se da por sentado: que la fusión será aprobada por ambos directorios.

Superada esa instancia, el pacto deberá pasar por los entes regulatorios. Una vez fusionadas, Telecom-Cablevisión pasará a ser la empresa más importante del negocio de las telecomunicaciones en la Argentina.

Su facturación conjunta prácticamente equivaldrá a la mitad del mercado, más allá de lo que pudiera ocurrir cuando los organismos de control revisen y tengan que validar el cumplimiento de todas las requisitorias de la ley.

En lo que respecta a las ventas logradas en el primer semestre, la buena performance ha sido producto de una serie de factores. Entre ellos:

1.- La recomposición de tarifas básicas de empresas que brindan telefonía fija

2.- Los aumentos autorizados para la telefonía móvil

3.- Las subas introducidas para la TV por cable e Internet

4.- La demanda creciente de servicios móviles por parte de usuarios

5.- Los ajustes operativos encarados por las firmas para ganar en eficiencia 

La buena performance de las compañías también quedó reflejada en el comparativo anual de ganancias:

 -Telecom: la utilidad neta del primer semestre fue 110% mayor que la de 2016 (igual lapso): $3.650 millones 

- Telefónica: el EBITDA (ganancias antes de impuestos y amortizaciones) se ubicó en los $2.850 millones.

-Claro: la rentabilidad en este lapso alcanzó los $3.300 millones.

-Cablevisión: la ganancia ascendió a unos $3.200 millones

Datos que dejan su huella
En todos los casos, las empresas destacaron su buen desempeño en el país. 

Además de la recomposición tarifaria, lo atribuyeron a la caída de los niveles de inflación y a una mejora incipiente de la economía.

También afloran cuestiones que conviven (casi de manera inexplicable), con otros aspectos a los que las compañías tendrán que atender de manera inexorable para mantenerse competitivas.

Telecom, por caso, tuvo un crecimiento de 25% en la venta de servicios móviles ($16.500 millones). 

Esto se debió, principalmente, al aumento de los abonos de los clientes pos-pagos y (abono) fijos, que se suma al mayor precio de las recargas online para el sistema de prepagos. 

Dentro de este segmento, las ventas de servicios móviles entrantes escalaron un 82% -hasta poco más de $1.300 millones- "principalmente debido a incrementos en los precios del CPP y TLRD".

El CPP alude al Calling Party Pays (el usuario que llama paga), que se creó a finales de los ´90 para impulsar el desarrollo del parque de celulares. 

Es decir, las empresas de telefonía fija le abonaban a las móviles un plus por la terminación de llamadas en esas redes en pos de que se impulsara la construcción de esa infraestructura.

Ese costo lo afrontan tanto las grandes empresas como las más pequeñas, sean independientes o cooperativas del sector, incluso cuando no cuentan con el servicio móvil como para compensar esos costos. 

Veinte años más tarde -y habiendo ocurrido cientos de acontecimientos en el mundo "telco"-, en Argentina continúa vigente el CPP con una salvedad: según el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) al cierre del primer semestre:

- Existían más de 63 millones de líneas móviles

- Cerca de 10 millones de telefonía fija

Estos números demuestran cómo la infraestructura móvil se desarrolló frente al CPP, que ya no tendría demasiada razón de ser. No obstante, nada indica que esto vaya a cambiar en el corto plazo. 

La responsabilidad corresponde a las autoridades regulatorias que hoy orbitan en torno al Ministerio de Modernización.

Telefónica, por su parte, parece estar "poniéndose las pilas" en materia de inversión en infraestructura fija. 

Registró ingresos por 378 millones de euros en el negocio de banda ancha fija en el primer semestre. Es decir, un 15% más interanual.

"El foco se orienta en la mejora en la calidad de la base de accesos, que se tradujo en el positivo ritmo de conexión, con una ganancia neta de 58.000 (accesos)", detalló la empresa. 

Además, hizo referencia al alza de la facturación media por cliente (ARPU, en la jerga técnica) producto  de las mejoras en la calidad del parque de líneas de banda ancha.

Esto último quedó reflejado en un crecimiento superior al 50% en la velocidad promedio y en el alza de los accesos a través de fibra óptica. 

Así, el ARPU se ubicó en torno a los $441 (ingreso medio por usuario), marcando un repunte de algo más del 21% interanual.

En tanto, en el balance de Claro se advierten un par de cuestiones: 

- Retroceso del 18% en ingresos por líneas fijas (segundo trimestre contra primero de 2017)

- Menores ventas de redes corporativas

Lo llamativo es que, en la comparativa interanual, esta operadora obtuvo crecimiento tanto en ingresos como en cantidad de unidades fijas.

Finalmente, en el balance de Cablevisión se destaca que el alza de sus ingresos es producto del:

- Un mayor número de abonados a Internet

- La mejora de la velocidad de los clientes 

- El aumento de servicios de mayor valor agregado.

Esta mejora cobra relevancia ya que, como contrapartida, la cantidad de abonados a la TV por cable se redujo en unos 10.000 en un semestre respecto al anterior. 

No obstante, la empresa señaló que prevé que este descenso se revertirá y que el total de suscriptos volverá a repuntar siguiendo la tendencia del total de clientes de Internet.

Para este servicio ya cuenta con más de 2,25 millones de abonados, ya sea en despliegue de infraestructura y digitalización como en cantidad de usuarios.

SECCIÓN Tecnología
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR