Legales

Arroyo Salgado: "Es impensable que Nisman se haya inyectado ketamina"

30-08-2017 La jueza y exesposa del fallecido fiscal encabeza la querella no descarta que a esa droga se la hayan suministrado para reducirlo y poder matarlo
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

"Es impensable que Alberto Nisman se haya inyectado ketamina". La frase fue pronunciada por la jueza federal Sandra Arroyo Salgado, que encabeza la querella en representación de las hijas que tuvo con el fiscal del caso AMIA, que apareció muerto en enero de 2015 de un tiro en la cabeza, días después de denunciar a Cristina Kirchner por encubrir a los iraníes acusados del atentado.

También, la ex esposa del funcionario fallecido no descartó que la presencia de esa droga haya sido parte de un procedimiento aplicado por "terceros" para "dominar a la persona".

En una entrevista en el canal TN, la magistrada habló sobre el informe pericial toxicológico de Gendarmería que encontró esa droga, junto con clonazepam, en el cuerpo de su exesposo.

El hallazgo generó como hipótesis que esa sustancia la consumió antes de morir o que se la suministraron por la fuerza para generar un efecto anestésico que le impidiera tener dominio de sí mismo.

Para Arroyo Salgado, la eventual inyección en dosis altas de ese narcótico podría ser "una forma de dominar a la persona, en caso de que terceras personas se la hubieran suministrado".

Tras la muerte de Nisman en el baño del departamento de Le Parc, en Puerto Madero, "no se secuestró ninguna jeringa como para sostener que él se hubiera inyectado para ponerse en una situación de efecto psicodélico. Pero me llama la atención que se diga que el domingo posterior a su muerte, desde su computadora, él habría consultado por Google la palabra psicodelia. Es una típica operación de inteligencia", insistió su ex esposa.

Además, la jueza federal de San Isidro sumó como dato llamativo que entre las supuestas páginas web que el fiscal consultó el domingo por la mañana haya sido "la vida después de la muerte o que consultó el diario Página 12, cuando lo tenía en la puerta de su casa. Conozco los usos y costumbres de él. Es impensado (sic) que no hubiera recogido el diario que le tiraban por la puerta, como también es impensado (sic) que se inyecte ketamina".

Arroyo Salgado destacó que Nisman era "valiente", a tal punto de "que se haya animado a pedir una indagatoria y un posible detención a un presidente en ejercicio", pero que su condición era muy distinta "en temas médicos".

Recordó que en su "primera intervención quirúrgica", por un corte con un cuchillo, para Nisman fue "toda una historia", y que cuando ella se tenía que inyectar hormonas por "tratamientos de fertilidad" que realizaron, su entonces esposo le decía: "No, no, no, yo no lo puedo ver eso".

Por esos motivos, insistió con que "es impensado que se inyecte ketamina" y resaltó que "tampoco se han secuestrado restos de esa droga en polvo, como si él la hubiera cocinado para ingerirla así".


SECCIÓN Legales