Finanzas

El billete de mayor denominación en Venezuela ya vale solo un dólar

08-09-2017 Se trata de la pieza de 20.000 bolívares que fue puesta en circulación recientemente y que ya cotiza prácticamente a la par del dólar paralelo
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El billete de mayor denominación en Venezuela equivale ya a un solo dólar, después de que una unidad de la moneda estadounidense superara este jueves por primera vez la barrera de los 20.000 bolívares en el mercado libre, no regulado por el gobierno venezolano.

Según la página web Dolar Today, que calcula el valor del dólar respecto al bolívar al margen de las tasas oficiales marcadas por el Banco Central de Venezuela, un dólar se compra este jueves en el mercado no oficial por 20,192.95 bolívares y un euro por 24,231.54 bolívares.

Dólar Today está prohibida en Venezuela y extrae sus datos del cálculo de las operaciones de cambio que se efectúan en la ciudad colombiana de Cúcuta, fronteriza con el país petrolero.

La cotización del bolívar respecto a la moneda estadounidense que da Dolar Today es la que se utiliza para poner precio a la mayoría de productos que se venden en la nación caribeña.

El billete de 20.000 bolívares es el de más denominación que existe en Venezuela, país que sufre una de las inflaciones más altas del mundo y cuyos bancos apenas pueden ofrecer efectivo a los ciudadanos debido a la escasez de metálico.

El gobierno venezolano tiene el monopolio de venta de divisas en el país desde el año 2003, y asigna los dólares a distintas tasas marcadas por el Banco Central según un complejo sistema de subastas.

Según la tasa de referencia oficial más alta, un dólar equivale a 3.345 bolívares.

Compañías privadas y organizaciones empresariales venezolanas se quejan de no recibir del Estado los dólares suficientes que necesitan para sus importaciones, por lo que deben adquirir sus divisas en el mercado paralelo y fijar los precios según la tasa de Dolar Today.

Esta circunstancia ha provocado la escasez en Venezuela de alimentos y otros productos básicos, que cuando sí se encuentran se venden a precios prohibitivos para la mayor parte de los venezolanos.

El gobierno de Nicolás Maduro, por su parte, acusa a los empresarios de aplicar la tasa de Dolar Today aún cuando importan con dólares recibidos a tasas oficiales, más bajas que la cotización en el mercado paralelo.

Ante la falta de cifras del Banco Central o del gobierno, la Comisión de Finanzas del Parlamento venezolano, el único poder en manos de la oposición, ha anunciado este jueves que la inflación acumulada hasta agosto de este año alcanzó 366.1%.

En este contexto económico, el presidente de Venezuela anunció este jueves un nuevo aumento del salario mínimo, el segundo en poco más de dos meses, esta vez del 40%, lo que lo eleva de 97.500 a 136.544 bolívares, que equivale a poco más de 40 dólares según la tasa de cambio oficial más alta.

"He decidido que mañana 8 de septiembre se les deposite ya inmediatamente, sin retardo, a todos los trabajadores públicos del país y a más tardar el próximo lunes a todos los trabajadores del país, a todos los pensionados un aumento del 40% del salario mínimo nacional de todas las tablas del salario", dijo el presidente.

El mandatario venezolano indicó que esta medida también implica el aumento del bono de alimentación, que pasará de 153.000 a 189.000 bolívares (u$s56,5, según la tasa oficial).

"Quiere decir que el salario mínimo quedará en 136.544 bolívares, más el cesta ticket, que quedará en 189.00 bolívares, y la suma de los dos da 325.544 bolívares", dijo el presidente, a pesar de que el bono de alimentación no tiene incidencia en los cálculos de prestaciones sociales.

Maduro ya había aumentado en 50% el salario mínimo a principios de julio pasado y antes, el 30 de abril de este mismo año, en 60%. En ese momento, el presidente señaló que ya eran 36 aumentos de salario "en 17 años de revolución", lo que indica, según Expansión, que con este nuevo incremento ya son 38 las subas.

Los economistas y comerciantes han criticado estos aumentos y han señalado que la medida es responsable del cierre de comercios y la pérdida de empleos, además ser una evidencia de las malas políticas económicas y de una inflación galopante.

 

SECCIÓN Finanzas
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR