Politica

Los detalles de la encuesta que Macri festeja y muestra una fuerte caída de Cristina Kirchner

24-09-2017 Un extenso estudio de opinión e intención de voto en la provincia de Buenos Aires marca un cambio en la tendencia de la ex mandataria. Circula entre empresarios una encuesta en la que, por primera vez, Bullirch aparece con una ventaja abrumadora sobre la ex Presidenta
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

En las últimas horas comenzó a circular por círculos políticos y empresarios una encuesta en la que, por primera vez, Esteban Bullirch aparece con una ventaja abrumadora sobre la ex presidenta, Cristina Kirchner.

Los números arrojan una ventaja de 8 puntos en favor de la fórmula de Cambiemos, contra apenas más de 3 que los separaban antes del último raíd de Cristina.

La encargada del relevamiento es una consultora de creciente influencia, que ha sido contratada desde el principio de la contienda por una de las terceras fuerzas.

Eso transforma el sondeo en creíble porque, salvo Cambiemos, todos los demás caen respecto de la primera vuelta.

Pero además quienes han seguido la evolución de sus trabajos conocen que han acertado con mucha precisión los resultados de las primarias del 13 de agosto -pronosticaron una ventaja exacta de 0,2% para Cristina- y fueron de los pocos que anticiparon la paridad con la que se definió el ballotage del 22 de noviembre del 2015.

El trabajo es el quinto que realiza esta consultora desde el 13 de agosto. El primero, la misma semana posterior a las PASO, reflejó un progresivo crecimiento de la fórmula de Cambiemos, contra un estancamiento de Cristina: 41 a 34.

Desde allí, semana a semana, la ex presidenta fue ganando terreno. Hace diez días, Cristina había levantado hasta 37,7 puntos y Bullrich descendido levemente hasta 40,3.

Luego del reportaje que Luis Novaresio, si los números de la encuesta son acertados, la intención de voto de la ex presidenta habría descendido cuatro puntos y la del ex ministro de Educación crecido dos y medio: 42,8 a 33,7.

Si esto fuera así, ratificaría el buen diagnóstico que guió la estrategia de Cristina antes de las primarias y que fue resumido por una precisa frase de Axel Kicillof: "En estas elecciones hay que discutir el ajuste de Mauricio Macri, no el gobierno de Cristina", consigna Infobae.

Para que así fuera, Cristina casi no habló durante el mes y medio previo al 13 de agosto: dejó que se expresaran alrededor suyo las víctimas del plan económico de Macri. Ella se presentó, apenas, como una herramienta para castigar al Gobierno y decidió pasar desapercibida detrás de un objetivo muy preciso: capturar al universo que, al mismo tiempo, sufre el plan económico pero resiste al kirchnerismo.

- Un mes antes de las PASO, la misma encuestadora registraba que la imagen positiva de Mauricio Macri en la provincia de Buenos Aires llegaba al 39 por ciento, la de Cristina Kirchner llegaba al 42 y la de María Eugenia Vidal al 49.

- Si se mira con atención, se verá que -pese a su alta imagen negativa- CFK superaba a Macri y no estaba tan lejos de Vidal.

- Ahora,
a un mes de la elección general, los datos cambiaron significativamente. La imagen positiva de Macri trepó de 39 a 54 por ciento, la de Vidal de 49 a 66 y la de Cristina bajó, apenas, de 42 a 40 por ciento.

Un mes antes de las paso, rechazaba a Macri un 57% de los bonaerenses, a Vidal un 44% y a Cristina un 51%. O sea: Macri era mucho más resistido que CFK y ella, apenas un poco más que Vidal. Ahora, el rechazo a Cristina subió al 57%, a Macri bajó al 43% y a Vidal a un insignificante 26%. 

Esta catarata de datos es coincidente con estudios que tienen menos sesgo electoral. Desde hace años, la Universidad Di Tella publica todos los meses los muy serios Indice de Confianza del Consumidor y de Confianza en el Gobierno.

Los realiza la consultora Poliarquía de manera sistemática, haya o no elecciones y no pregunta sobre candidatos. Un mes antes de las PASO los números no podían ser peores para el Gobierno. 

En tanto, en los últimos dos meses se produjo un ascenso dramático de ambos índices. Si se compara la serie histórica, el Indice de Confianza del Consumidor se ubica en un punto exactamente intermedio entre el que se registraba en octubre de 2007, cuando CFK obtuvo el 46 por ciento de los votos, y el de octubre de 2011, cuando obtuvo en 54 por ciento.

La semana que viene se difundirá el próximo índice de confianza en el Gobierno: en este caso, se acerca de manera notable a la aprobación de CFK cuando obtuvo su cifra récord, en el 2011, recuerda Infobae.

 Todo esto seguramente redundará en un crecimiento del voto a diputados nacionales de Cambiemos en todo el territorio del país.

¿Ganará Bullrich finalmente por una diferencia tan abultada en la provincia? Nadie lo sabe al día de hoy.

En principio, la mayoría de las encuestadoras que anticipó la paridad de agosto (Aresco, Synopsis, Taquión, Opina Argentina) se mueven entre los tres y los cuatro puntos de diferencia.

Lo que cambió claramente es el debate pre y post PASO. Si antes se discutía por cuánto ganaba Cristina, ahora lo que se discute es por cuánto gana Esteban Bullrich.

La ventaja de ocho puntos es el sondeo de una semana, y refleja el impacto en esa encuesta de un hecho puntual -la recuperación del habla de Cristina- que puede diluirse en el tiempo, consigna Infobae.

De cualquier modo, los especialistas que observan al detalle la campaña coinciden en destacar el rasgo algo visceral de la estrategia de la ex presidenta. Hasta el 13 de agosto era la candidata de las víctimas del ajuste.

Desde entonces, el ajuste dejó de ocupar un lugar central en su discurso: fue desplazado por las denuncias de fraude electoral, la desaparición de Santiago Maldonado y, finalmente, por ella misma.

 

SECCIÓN Politica
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR