Tecnología

La convergencia ya no es exclusiva de las telecomunicaciones: también alcanza a financieras y energéticas

13-10-2017 La empresa BVS, dedicada a la transformación tecnológica, sostiene que el mundo digital todos los sectores deben acompañar el proceso y actualizar sus negocios. Detalles sobre la visión de la compañía                                    
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

La convergencia que propone el mundo digital no aborda sólo al mercado de las telecomunicaciones y las nuevas tecnologías, sino a cualquier compañía de cualquier sector. De lo contrario, los bancos no estarían preocupados por el avance de las fintech, las energéticas por manejar sus propios recursos digitales para mejorar eficiencias y las empresas de servicios en general por incrementar sus niveles de prestaciones con calidad en la atención.

Y en un mundo, donde el 40% del tráfico de las redes de telecomunicaciones se lo lleva el video, es casi una obligación que cualquier empresa de cualquier actividad deba pensar en incorporar este formato en algunos de los segmentos en que se desempeñe, sea interna o externamente.

Bajo estos principios es que la compañía argentina BVS, dedicada a los servicios de integración, plantea a las compañías ya no sólo ofrecer consultoría a sus clientes sino entregarles una solución que combine broadcast, data center y redes y servicios informáticos.

"Todos estamos discutiendo sobre la transformación digital y desde nuestro lugar nos acercamos a esas necesidades que plantean los distintos tipos de empresas. Hoy, los CEO de cualquier compañía pasan a convertirse en CTO (jefe de tecnología) porque al indagar sobre las formas que puede mejorar su negocio termina involucrándose en cualquier definición tecnológica", dijo a iProfesional, Facundo Favelukes, presidente de BVS.

La empresa, que con 160 empleados está a punto de mudarse a las emblemáticas oficinas que alguna vez ocupó la productora Cuatro Cabezas, de Mario Pergolini, en la calle Blanco Encalada, en el barrio de Belgrano, tiene fuerte presencia en las industrias financiera, de telecomunicaciones y de energía (oil and gas). Y en cada uno de ellos se presentan diversos desafíos aunque todos llevan el mismo sello: la digitalización de los procesos y cómo eso es tomado por usuarios y clientes que son los que, en definitiva, conforman la base de su negocio.

"La banca tiene un gran desafío, ya no sólo porque se ve obligada a incorporar tecnología por regulaciones o por mejoras de procesos, sino también por la competencia que, ahora, le viene de las fintech, que proviene de otro costado pero con un fuerte componente tecnológico", añadió el ejecutivo.

Por el lado de las energéticas, Favelukes planteó que uno de los grandes temas que abordan las compañías que integran este sector se vincula con la necesidad de mejorar procesos internos, automatizar operaciones, incrementar la productividad. Y todo eso va de la mano con la incorporación de nuevas tecnologías de manera constante.

Y desde las empresas de telecomunicaciones, televisión e internet, la convergencia de las redes propone no sólo la actualización constante de plataformas debido a los cambios que se producen en el consumo de contenidos, en cualquiera de sus formatos. "No sólo se les transforma el negocio a ellos sino también a los sectores que se mueven a su alrededor, como el de la publicidad", amplió.

"El negocio de BVS es de transformación. Y es la razón por la que crecemos 50% por año desde hace 14 años. Nos desempeñamos en un entorno dinámico que debemos acompañar con la evolución de nuestras propuestas. Y por esa razón nuestro rol está muy cerca de lo que necesita el cliente", concluyó Favelukes.

SECCIÓN Tecnología