Tecnología

El management de Cablevisión pasa a conducir Telecom mientras avanza parte del análisis de la fusión

14-11-2017 Carlos Moltini renunció como CEO de Cablevisión para pasar a ocupar ese cargo en la empresas de telecomunicaciones. Las cifras de la compañía que se viene
Por Andrea Catalano
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El equipo ejecutivo que durante los últimos años estuvo al frente de Cablevisión pasa a conducir los destinos de Telecom. Esto sucede cuando, por estos días, se presume que la fusión será aprobada por los organismos regulatorios entre la última semana de diciembre y la primera de enero de 2018. Justamente, el 1° de enero comienza la primera fase del inicio de la competencia plena de las telecomunicaciones en Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe.

Así quedo en claro este mediodía cuando Carlos Moltini, hasta ahora CEO de Cablevisión, Gonzalo Hita, quien estaba al frente de la dirección comercial de Fibertel, y Juan Martín Vico, a cargo de las finanzas de la empresa de TV paga más grande del país, presentaron su renuncia, y pasarían a comandar, a partir de este jueves, los destinos de Telecom.

El proceso ocurre cuando los tiempos que tienen los organismos regulatorios para avanzar en el proceso de fusión van desparejos. Mientras para el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom), que tiene 90 días para expedirse, el reloj comenzó a correr el 1° de noviembre pasado, para la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia, que cuenta con 45 días para hacer lo propio, aún no comenzó a correr el tiempo, según lo asegurado por las fuentes oficiales consultadas.

Este martes, Telecom terminó de formalizar ante la Bolsa de Comercio la fusión de sus controladas, desde Nortel Inversora hasta Personal, un trámite que debían cumplimentar en el marco de la integración de ambas empresas. Y este mismo día, los ejecutivos de Cablevisión formalizaron su renuncia, también en un escrito que elevaron a la Bolsa.

Según fuentes consultadas por iProfesional, Carlos Moltini asumiría este mismo jueves como CEO de Telecom en lugar de Germán Vidal, mientras Gonzalo Hita lo haría como gerente de operaciones. Y Hernán Verdaguer, se ubiaría en la dirección de Asuntos Regulatorios. Vidal, a su vez, permanecería en la empresa como miembro del directorio.

Es decir, la compañía sería conducida a partir de ahora por un management cuya experiencia clave es la televisión, el mayor desafío que Telecom, como empresa aún no fusionada, debe enfrentar de cara al inicio de la convergencia. Y el que, ya como compañía fusionada, buscarán hacer valer antes sus principales rivales, Telefónica y Claro.

De hecho, se prevé que ni bien asuma la nueva conducción en Telecom, se tomen las primeras medidas de cara al inicio de la competencia. En paralelo, los puestos que quedan libres en Cablevisión también serían ocupados, aunque aún no había mayores precisiones sobre quiénes serian los futuros ejecutivos a cargo.

La base está
Las definiciones de esta semana se dieron apenas se conocieron los balances correspondientes al tercer trimestre de ambas compañías, que coincidieron en darlos a conocer el mismo día. Telecom mostró una facturación superior a los $47.000 millones en los primeros nueve meses del año, 22% más de manera interanual. Su EBITDA creció, en este lapso, más de 40% al superar los $14.000 millones, mientras que las utilidades se incrementaron un 128% hasta los $5.641 millones.

Gran parte de estos buenos resultados de la compañía se deben a la gestión de Germán Vidal, que asumió con su equipo a finales de 2015, y encaró un proceso de inversión por $40.000 millones para el período 2016-2018, para fortalecer los despliegues de red, especialmente de la tecnología 4G.

En el caso de Cablevisión, los resultados también fueron altamente positivos. Sus ingresos se ubicaron en casi $30.000 millones, 33,9% superiores a los de enero a septiembre de 2016, con un EBITDA que alcanzó un alza de 37,8 por ciento.

Aunque la televisión por cable representa casi el 60% de los ingresos de Cablevisión, con más de 3,5 millones de clientes, fue fenomenal el avance de las ventas de internet a través de Fibertel al pasar de $5.350 millones en los primeros nueve meses de 2016 a casi $9.200 millones este año, es decir, un 71,5% más.

Fibertel es el principal proveedor de banda ancha de la Argentina, con casi 2,3 millones de abonados. Sobre la fusión, será este segmento el que, se presume, debería incluir algunos condicionamientos de parte de los reguladores.

En otras palabras, la compañía a fusionarse generó ingresos por más de $77.000 millones entre enero y septiembre de 2017, y una proyección sobre el final del año que sobrepasará con tranquilidad los $100.000 millones, una cifra que equivale a la reducción del gasto público que pretende concretar el Gobierno en 2018.

Una vez que ambas operadoras trabajen de manera conjunta darán lugar a la principal empresa de telecomunicaciones del país.

SECCIÓN Tecnología
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR