Actualidad

"Anomalía hidroacústica": el nuevo indicio que guía la búsqueda del submarino ARA San Juan

22-11-2017 La búsqueda se enfoca en un nuevo indicio: un ruido que se produjo en la zona donde el sumergible había reportado su última ubicación
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El drama del submarino ARA San Juan vive horas críticas debido al infructuoso resultado del enorme dispositivo de búsqueda que se está llevando adelante. En este contexto, la Armada Argentina informó que ahora sigue una nueva pista, la única plausible por el momento, que es una "anomalía hidroacústica".

El capitán Enrique Balbi, vocero de la fuerza, dijo que en el último parte que el indicio se trata de un "ruido" que se detectó el miércoles 15 por la mañana (el día en que se perdió contacto) cerca de la posición donde se encontraba la nave.

La anomalía fue detectada por el análisis acústico realizado por Ismerlo, una organización internacional de rescate de submarinos. "Es un ruido, hay que chequearlo", afirmó el marino.

Asimismo, se detalló que el área tiene un radio de 125 km y se encuentra 30 millas al norte de la última posición conocida del submarino. Allí se dirigirán los buques de rastreo y también sembrará sonoboyas el avión estadounidense P8 Poseidon.

Si bien la zona ya había sido rastrillada, los esfuerzos del grupo de búsqueda y rescate se concentrarán otra vez allí.


Búsqueda contrarreloj
Desaparecido el ARA San Juan en el Atlántico sur hace siete días, los 44 tripulantes se estarían por enfrentar limitaciones en el suministro de oxígeno.

La Armada busca mantener las esperanzas sobre la situación del desaparecido submarino ARA "San Juan", al aclarar que "no" se puede dar "precisión" exacta respecto al oxigeno que tienen los 44 tripulantes.

"No tenemos la certeza que el submarino ARA San Juan haya hecho snorkel, por lo cual no podemos hablar con precisión de los siete días", señaló el capitán de navío Gabriel Galeazzi, quien tiene la misión de ser el vocero oficial en la Base Naval de Mar del Plata respecto al tema de la nave desaparecida.

En cuanto al mensaje a los familiares, Galeazzi indicó que "ellos conocen bien la situación desde el primer momento y saben que están preparados para la navegación en buques de ese tipo".

Por su parte, la hermana de Cristian Ibáñez, uno de los tripulantes del submarino, quien dijo llamarse Elena se preguntó: "¿Por qué el presidente (Mauricio Macri) tardó tanto tiempo en pedir ayuda. Por qué aplicaron un protocolo tan lento y no recibieron ayuda en lo inmediato de otros países? Me da impotencia que no haya medios más inmediatos".

Finalmente, Galeazzi sostuvo que se continúa con el barrido por parte de los buques científicos con sondas que barren el fondo marino con un espectro de un kilómetro de ancho, pero insistió que "la zona es muy amplia y no es algo rápido de cubrir".

Desde la base se indicó a los periodistas que no habrá en Mar del Plata más partes a la prensa hasta el jueves a las 10.30, salvo que haya una novedad para comunicar.

El submarino ARA "San Juan", con 43 hombres y una mujer a bordo, zarpó hace diez días de la ciudad fueguina de Ushuaia y tenía previsto llegar el domingo al puerto de Mar del Plata, pero desde el miércoles pasado a las 7.30 se perdió el contacto.

Sin más rastros
Anteriormente, en la mañana del miércoles, las novedades que se esperaban con gran expectativa en el primer parte oficial del día, a cargo del capitán Enrique Balbi, fueron todas negativas.

Si bien surgieron varios "indicios" en las últimas 24 horas, ninguno de ellos permitió conocer el paradero el buque argentino.

"No tenemos ningún rastro del submarino", resaltó el portavoz este miércoles.

La pista más importante se produjo el martes cerca de las 19, cuando un buque británico observó tres bengalas de emergencia: dos de color naranja y una blanca. A partir de ese momento se desplegaron distintos mecanismos para encontrar la zona desde donde habrían partido las señales lumínicas, pero todos fallaron

"No sabemos de dónde vinieron las bengalas. Fueron vistas al este. A las 200 millas está el caladero más importante del Atlántico Sur y es una zona que está repleta de pesqueros", desarrolló Balbi.

En principio se cree que esas bengalas, manchas y nuevos ruidos que fueron observados en las últimas horas no se condicen con el buque sumergible argentino que tiene 44 tripulantes a bordo.

El martes por la noche, distintos medios se habían hecho eco de una fuerte versión que indicaba que la embarcación había sido hallada a 300 kilómetros de Península de Valdés gracias a un radar de un avión de los Estados Unidos. Dicha información fue desmentida terminantemente por Balbi.

"Les pido a las familias que no pierdan las esperanzas. La Armada está haciendo todo lo humanamente posible en una operación de extrema magnitud en la que generosamente colaboran otros países. No vamos a dejar de procesar ninguno de los indicios que aparecen y los vamos mantener al tanto de todas novedades: las buenas y las no tan buenas", aseguró el vocero de la Armada.

En tanto, crece la inquietud y el temor entre familiares de los tripulantes, algunos de los cuales sufrieron descompensaciones en Mar del Plata, donde se encuentran asistidos por psicólogos, psiquiatras y médicos clínicos.

Otra de las versiones que trascendió afirmaba que desde la Marina de los Estados Unidos habrían localizado con uno de sus aviones una "mancha calórica", que se correspondería a un objeto metálico, a unos 300 kilómetros de la costa de Puerto Madryn y a unos 70 metros de profundidad en el Atlántico Sur.

Y en esos lugares es que el miércoles se concentró la búsqueda del submarino, con resultados negativos.

Al menos cinco buques participan del operativo en un área de 20 kilómetros cuadrados utilizando sondas multihaz para comprobar si el sumergible se encuentra apoyado en el lecho marino.

En ese mismo sector del área de búsqueda y recorriendo el posible itinerario del San Juan hacia Mar del Plata, tres destructores de la Armada Argentina barren el Atlántico Sur con equipos de sonar activo y pasivo, informó el jefe de Prensa de la Armada, capitán de navío Enrique Balbi, a periodistas tras la reunión que el presidente Mauricio Macri y el ministro de Defensa, Oscar Aguad, mantuvieron con los jefes de las tres fuerzas armadas en el Edificio Libertad para informarse sobre los avances del operativo.

"Los jefes del Estado Mayor Conjunto y de las tres fuerzas armadas realizaron una exposición ante el presidente Macri en la que detallaron todos los medios desplegados en la búsqueda del submarino y que totalizan la participación de más de 4.000 personas de siete países", dijo Balbi.

El portavoz señaló que "sobre el área desde dónde se emitió la última comunicación del submarino se está haciendo un trabajo con la corbeta Espora desplegada en el lugar y fotografías satelitales provistas por la Comisión Nacional de Actividades Espaciales que son analizadas por expertos del Ejército Argentino".

Agregó que "en la búsqueda se están utilizando todos los recursos que se pusieron a disposición desde nuestro país y desde otros países", e indicó que la fase de búsqueda y rescate "se va a sostener hasta el el submarino sea fehacientemente detectado y ubicado; esperamos que ahora que se redujo el viento y las olas en la zona las tareas de rastreo sean más efectivas".

"El presidente Macri prestó mucha atención a la exposición que detalló todos los trabajos que se realizan en Mar del Plata, la base Espora, Puerto Belgrano, Trelew y Comodoro Rivadavia, y nos pidió que extrememos la precisión en la información", completó.

Hospital, en alerta
El ministro de Salud de la provincia del Chubut, Ignacio Hernández, dispuso un protocolo de emergencia en el hospital de Comodoro Rivadavia en caso de que localicen el submarino ARA San Juan y trasladen a los 44 tripulantes a ese centro asistencial.

"Esta medida la tomamos por decisión propia, ante la inminencia de que pueda producirse una demanda masiva y crítica a ese hospital. Se pidió que se tenga todo dispuesto en caso de ser necesario", precisó Hernández en declaraciones formuladas a la prensa.

El ministro explicó que "se utiliza la misma metodología que para una catástrofe que requiere atenciones múltiples por alguna emergencia, aunque en este caso es de carácter preventivo".

"Entre las medidas que se dispusieron figuran el traslado de pacientes del regional a otros hospitales, como el Alvear, para dejar la mayor cantidad de camas disponibles y también la suspensión de algunas cirugías programadas", agregó.

En tanto, el supervisor del turno noche del hospital regional de Comodoro Rivadavia, Juan Ruiz, señaló: "Con los jefes de servicios acondicionamos el hospital ante un posible traslado de los tripulantes".

SECCIÓN Actualidad
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR