Negocios

Rodríguez Larreta va por más: zoológico, bicicletas privadas y predios bajo autopistas se deciden en la nueva Legislatura "PRO"

06-12-2017 Se apunta a ceder 21 edificios históricos para el desarrollo de restaurantes y áreas de esparcimiento de índole ecologista. En el predio del zoo aún permanecen 1.000 animales. El larretismo quiere sumar locales y oficinas bajo la traza de la AU 25 de Mayo. ¿Dejarán de ser gratuitas las ecobicis?
Por Patricio Eleisegui
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Desde el destino de una veintena de jaulas e instalaciones, aún ocupadas por elefantes y serpientes, hasta el devenir de un sistema de transporte que ha sido emblema del plan de ecología impulsado por el PRO.

Del zoológico a las bicisendas. Todo eso, y más aun, asoman como la gran oportunidad del gobierno porteño de "abrochar" una serie de proyectos que, desde hace tiempo, desvelan a Horacio Rodríguez Larreta y equipo.

El plan es del oficialismo es claro: dejar en línea de largada una batería de emprendimientos comerciales para que vayan tomando forma en 2018, si bien van a requerir, en forma previa, la "liberación" de algunos espacios.

"Se llega a la última etapa legislativa con el apuro lógico de querer cerrar aquellos proyectos que marcarán el inicio de un año prometedor para la Ciudad desde el punto de vista económico", afirma a iProfesional una fuente de la Legislatura porteña.

"Cada una de las iniciativas que se pretenden aprobar fija una mejora en los servicios, la recuperación de zonas mal utilizadas y una apuesta por la actividad comercial. Contar con esa luz verde estambién una oportunidad para los inversores", completa.

En la vereda de enfrente, la decisión del larretismo de avanzar con estas propuestas sobre el cierre del año es vista como una maniobra orientada a desarticular cualquier discusión sobre quiénes serán los beneficiarios de las licitaciones.

"Se establecen plazos cada vez más largos por concesiones injustificadas. Se desafectan zonas que podrían destinarse a brindar muchas soluciones habitacionales", apunta Jonatan Baldiviezo, referente del Observatorio del Derecho a la Ciudad

"Se habilitan negocios hasta ahora inexistentes, como la privatización del servicio de bicicletas. Se profundiza un modelo en el que la provisión de servicios sólo tiene lugar si antes se asegura el rédito económico", añade.

Diferencias al margen, lo concreto es que este jueves el PRO impulsará la aprobación de uno de sus proyectos más ambiciosos de cara al 2018: la concesión por 30 años de 21 edificios históricos del ya desactivado zoológico de la Ciudad.

La intención del oficialismo es ceder las construcciones para el desarrollo de emprendimientos de gastronomía y áreas de esparcimiento de índole ecologista. Claro está,bajo un enfoque comercial.

Como es de suponer, la iniciativa enfrenta la férrea oposición de las organizaciones ambientalistas, que además de exigir la reactivación del todavía "trunco" Ecoparque porteño también denuncian que la Ciudad mantiene en el predio cerca de 1.000 animales.

"De 21 edificios que se plantea entregar, 12 siguen ocupados por búfalos, cebúes, elefantes, jirafas e incluso serpientes. De aprobarse, no está estipulado cuándo empezarán las obras ni cuánto se pagará por la concesión. El destino de los animales también es una incógnita", señala MalalaFontán, de la ONG SinZoo.

Por lo pronto, el texto del proyecto de ley especifica:

- "Se autoriza al Poder Ejecutivo a concesionar el uso y explotación de nuevos espacios en el predio del Jardín Zoológico (…) por un plazo de hasta treinta (30) años."

- "Las actividades que se realicen por concesiones otorgadas tendrán por objeto propuestas educativas, recreativas y de concientización en materia de conservación y preservación del ambiente (…) y, en general, aquellas que permitan posicionar al predio como paseo familiar de referencia."

- "Los cánones que se pudieran percibir de las concesiones autorizadasserán destinados, en forma exclusiva e irrevocable, al proceso de transformación progresiva del Jardín Zoológico...".

Sobre este último punto, el texto carece de precisiones sobre los cánones a abonar por la explotación de espacios, el diseño de los desarrollos que se lleven a cabo en esa superficie, tipo de organizaciones habilitadas a participar en las licitaciones y de qué manera se preservarán edificios que ya han sido declarados monumentos históricos.

Construcciones como el Antiguo Monario Azul, el Chalet de los Ciervos, la Condorera, el Templo Hindú Elefantes, el Aviario y el Pabellón de los Leones, entre otros, integran la categoría de desarrollos considerados patrimonio artístico y ambiental de la Ciudad.

"El proyecto debe tratarse en doble lectura además de pasar una instancia de audiencia pública. Es un proceso largo", anticipa a iProfesional una fuente cercana al oficialismo porteño.

"La realidad es que se trata de un plan que permitirá recuperar un punto de la Ciudad clave en cuanto a su aprovechamiento comercial, más allá de que generará concientización ambiental", añade.

Predios bajo autopistas
Junto con el nuevo destino del zoológico, el larretismobuscará que se apruebe un proyecto que concesiona todos los espacios bajo la traza de la AU 25 de Mayo, desde Autopista Perito Moreno hasta la vía Buenos Aires-La Plata.

Al igual que con la iniciativa anterior, la propuesta comprende la entrega de concesiones para el desarrollo de comercios y oficinas por el lapso de tres décadas.

Serán entregadas a privados, previo pago de un canon que aún falta determinar, los espacios delimitados por los cruces de las calles Bonorino y avenida Carabobo, Curapaligue y Thorne, Dean Funes y La Rioja.

"El objetivo principal del proyecto de ley es favorecer las potencialidades de la autopista, integrándola con la trama urbana y potenciándola a través de usos que permitan la continuidad del paisaje urbano", especifica el texto del proyecto.

Además, indica: "Dentro de los usos permitidos para los bajo autopista, conforme el Código de Planeamiento Urbano, es de particular interés que se fomenten centros culturales, locales comerciales, talleres y oficinas". 

En tal sentido, se propicia que los concesionarios puedan realizar obras orientadas a enriquecer el paisaje, contribuyendo a la vida urbana y generando bienestar público.

"Según las características y magnitud del proyecto, la administración deberá analizar las propuestas considerando, entre otros criterios, los índices de solvencia del oferente, su experiencia en el rubro a licitar, la calidad del proyecto y obras que se prevén realizar, en caso de corresponder", señala el proyecto de ley.

Los predios concesionados (por más de cinco años) no podrán destinarse a usos tales como playa de estacionamiento, guarda de vehículos, estacionamiento para líneas de transporte público de pasajeros ni depósitos, postula el artículo 4°.

"La normativa del PRO cambia las pautas vigentes, ya que extiende los plazos de operaciones comerciales bajo la autopista. Lo que se hará es dar un beneficio mayor en tiempo a quienes ya cuentan con autorización para operar en esos puntos", señalaBaldiviezo.

En torno al Ejecutivo porteño, está la idea de abrirle el juego a privados que urbanicen aquellas zonas que el oficialismo considera que son focos permanentes de inseguridad

Entienden que una vez que sean entregadas las concesiones, la mejora social en esos puntos comenzará a notarse en el lapso de 5 años.

Bicis privadas
La última "movida" de relevancia que se discutirá tiene que ver con la privatización del sistema de bicicletas públicas. 

La intención del larretismo es darle a un privado la prestación del servicio durante 12 años. A cambio, este podrá colocar publicidad en las unidades y en cada estación.

El proyecto oficial no especifica si la entrega de bicicletas seguirá siendo gratuita. Hoy día funcionan en la Ciudad unas 200 estaciones, en las que cada día se encuentran disponibles hasta 2.500 unidades.

Según fuentes oficiales, la cesión a manos de un privado activaría la posibilidad de una renovación completa del parque de bicicletas en menos de dos años. La intención del PRO ese duplicar el número hacia fines de 2019.

Hoy por hoy, la única tarea que no realiza el Estado es la vinculada con la tecnología de software que permite el retiro y devolución de los rodados. La arquitectura es provista por la firma Serttel, cuyo contrato concluye en hasta 2018.

Las críticas a esta propuesta tampoco se hacen esperar. Andrea Conde, legisladora del Frente para la Victoria (FPV), señala que "las concesiones del Gobierno de la Ciudad perjudican sistemáticamente a los porteños en favor de las empresas concesionarias."

"Si la concesión del sistema de ecobicis sigue el modus operandi que hoy tiene el Ejecutivo porteño, las compañías podrían cobrar por el servicio a cambio de hacerse cargo de los gastos de mantenimiento", dice.

"El Gobierno de la Ciudad no tendría facultad para regular ese valor, tal como sucede hoy día con las concesiones de las playas de estacionamiento", añade.

Sujeto a un régimen de funcionamiento estipulado para las 24 horas, el sistema de bicicletas cuenta con 250.000 usuarios que las emplean para completar la misma proporción de viajes diarios.

La prestación porteña es una de las pocas que, a nivel mundial, opera de forma completamente gratuita. De avanzar el larretismo con la iniciativa, este aspecto podría cambiar a mediano plazo.

Dentro del PRO, prevalece la idea de mantener el silencio en torno al destino del servicio.

No obstante, hay voces que reconocen que al menos dos compañías de ómnibus urbanos ya expresaron su interés por participar del proceso de licitación.

SECCIÓN Negocios
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR