Politica

Barañao pidió menos impuestos a los "unicornios" y "salir del confort" a los científicos

06-12-2017 El ministro de Ciencia y Técnica se refirió al clima de conflicto que se vive en su sector por la reducción de fondos prevista en el Presupuesto 2018 y los despidos ordenados por Modernización. También habló de las tecnológicas y los emprendedores
Por Juan Manuel Barca
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+
El ministro de Ciencia y Técnica (Myncit), Lino Barañao, les reclamó este jueves a los científicos argentinos una mayor "responsabilidad social", se diferenció de la apuesta por el emprendedurismo como solución a la falta de empleo y desaconsejó la idea de aplicar impuestos "excesivos" a las empresas tecnológicas.

Fue al participar de un evento organizado en el museo Malba, donde Silvia Naishtat y María Eugenia Estenssoro presentaron su nuevo libro "Argentina Innova" frente a un auditorio de empresarios, inversores y figuras del espectáculo, que contó con la presencia del CEO de Fiat, Cristiano Rattazi; el presidente de IRSA, Eduardo Elsztain; y la productora Cris Morena, entre otros.

En un panel junto al neurocientífico Facundo Manes (Neurocientífico) y el cineasta Juan José Campanella, Barañao dijo que el investigador es aquel que "ve y piensa antes que los demás", a la vez que se mostró escéptico sobre la capacidad de generar empleo del emprendedurismo, una política fomentada por otras áreas del Gobierno. "No todo el mundo debe emprender, es obligación del Estado generar empleo", señaló.

Pero a continuación cuestionó a los investigadores. "Se tienen que hacer cargo de su responsabilidad social porque sus actividades son financiadas por la gente, algo de eso tiene que volver", aseguró. Y se refirió al clima de conflicto en el sector ante la inminente reducción de fondos destinados a a su área: "Hay que sacar a los científicos de la zona de confort, hay manifestaciones masivas para defender el presupuesto, pero la gente espera algo de la ciencia".

El Presupuesto oficial para 2018 contrae un 20% los recursos de ciencia respecto de 2016. Son $35.490 millones para financiar el Conicet, Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), INTA, Myncit, INTI y la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud (ANLIS).

La situación en el área científica fue analizada la semana pasada en el Congreso por dirigentes gremiales de los organismos afectados, que además temen ser alcanzados por el recorte de 35.000 empleos en el Estado. En los últimos días, en tanto, hubo reclamos en el Conicet, porque según los investigadores el organismo se niega a otorgar la licencia por maternidad a las becarias con fecha probable de parto cercana a la fecha de culminación de su beca.

En tanto, durante el evento realizado este jueves los panelistas mencionaron en más de una ocasión los casos exitosos de innovación de Mercado Libre, Despegar, Globant y OLX. El ministro destacó el impacto social de los unicornios al señalar que "las empresas con base tecnológica distribuyen sus ingresos". Y advirtió que "no hay que aplicar impuestos excesivos a las ganancias porque automáticamente (las firmas) las distribuyen".

Por otra parte, el funcionario rescató la importancia del Estado en materia científica. En ese sentido, aseguró que la creación en 1976 del Instituto de Investigaciones Aplicadas (INVAP), destinado a la fabricación de reactores atómicos, y la producción de satélites -durante el Gobierno de Cristina Kirchner- "traccionaron la idea de futuro". "Faltan procesos utópicos que despierten la mística", sostuvo. 

"Cuando se dijo que se postergaba la construcción del Arsat 3 era como quedarse afuera del mundial", se lamentó Barañao, el único ministro del kirchnerismo que siguió en su puesto con la llegada de Mauricio Macri al poder.

SECCIÓN Politica
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR