Economía

Según Dujovne, la política monetaria seguirá "siendo dura" para frenar la inflación

06-12-2017 No obstante, afirmó que podría cambiar el escenario en los próximos meses, cuando "no se necesiten ajustes reales sobre los precios regulados"
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, descartó este miércoles que el Banco Central (BCRA) vaya a aplicar una baja significativa de la tasa de interés "en el corto plazo", al considerar que la autoridad monetaria aún tiene unos meses para "luchar contra la suba de precios regulados".

"Todavía nos queda esta transición hacia el 2018 donde conviven la suba de precios regulados con el programa antiinflacionario y eso genera todavía una política monetaria relativamente dura", dijo Dujovne en el Foro Económico de la consultora ABECEB.

El ministro destacó que el presidente del BCRA, Federico Sturzenegger, tiene "múltiples objetivos" porque mientras lucha contra la suba de precios regulados, mira la inflación "y con el ojo izquierdo" el tipo de cambio.

"Nos queda por delante todavía un tiempo en el que la política monetaria tiene que seguir siendo dura para acomodar los precios regulados", afirmó Dujovne ante empresarios y economistas.

No obstante, el funcionario señaló que este escenario podría cambiar "en los próximos meses" porque "probablemente ya no se necesite ajustes reales sobre los precios regulados sino que estos irán en línea con la inflación".

El ministro de Hacienda consideró además que todas las tensiones que hoy son señaladas por la oposición política al Gobierno "van a ser menores" en los próximos meses y sostuvo que no tiene dudas de que "se estará hablando de otra cosa" en el mediano plazo.

Dujovne se presentó este miércoles junto al ministro de Producción, Francisco Cabrera, en el Foro Económico de la consultora ABECEB, que conduce el economista Dante Sica, celebrado en el Yatch Club de Puerto Madero.

La opinión del mercado
Los dichos de Dujovne fueron en sintonía con el reciente Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM), la encuesta que el Central realiza entre bancos y consultoras para saber qué piensa el mercado de las variables más importantes de la economía.

El último informe volvió a mostrar que el mercado espera más inflación y un dólar atrasado en comparación con las expectativas del mes de octubre.

Como resultado de un aumento de precios mayor al previsto durante diciembre, los participantes de la encuesta elevaron levemente sus pronósticos de inflación para 2017 de 23% a 23,5%.

Para el mercado, el IPC en diciembre trepará a 2,1%, por efecto de los incrementos previstos en bienes y servicios regulados.

En tanto que para los primeros cinco meses del año próximo, la tasa de inflación oscilaría entre 1,3% y 1,5% mensual, mientras que recién para la segunda mitad del año la inflación se acercaría al 1% mensual.

Así y todo, el IPC del 2018 también fue revisado al alza: en la medición anterior, estimaban que el año próximo cerraría en 16% pero ahora prevén un 16,6%.

Con respecto a la inflación núcleo ­­–es decir, la que excluye los precios regulados y aquellos con efectos estacionales–, mantuvieron estable el pronóstico en 21% para fines de 2017, mientras que se incrementó la expectativa correspondiente a 2018 hasta 14,9%.

Por la persistente inflación, que no cede como quisiera el Gobierno, es que los participantes del REM esperan que el BCRA mantenga estable la tasa de política monetaria hasta marzo de 2018.

Es decir que los pases seguirían en torno al 28,75% hasta después del verano, por lo menos.

En el mercado se esperanzan con que la política del Central tenga el efecto buscado en los precios y recién puedan retomar un sendero gradual de reducción de tasas a partir de abril del año próximo.

De todas formas, creen que el costo del dinero se situará en 22% a fines de 2018.

"Los analistas revisaron al alza por decimosegunda vez consecutiva la expectativa de tasa de política monetaria para fines del año próximo", admite el Central en su informe.

La otra cara de la misma moneda es que el dólar seguirá siendo el gran perdedor de la estrategia de Sturzenegger.

El tipo de cambio cerraría este año a $17,80, unos 20 centavos menos de lo que se estimaba el mercado para el cierre del 2017 en la encuesta anterior.

O sea, ajustaron los pronósticos a la baja porque ven que el billete verde no podrá con las presiones para planchar su cotización.

Asimismo, el vaticinio para el dólar "versión 2018" también fue revisado a la baja: pasó de $20,50 a $20,30 según los últimos números que presentó el REM.

Por último, las consultoras proyectan un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) igual para 2017 y 2018 (2,9% y 3,1%, respectivamente).

En tanto, la expansión esperada para el año 2019 se elevó a 3,3%.

SECCIÓN Economía
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR