Ahora Brasil

Se agiganta el déficit comercial con Brasil: ¿cuáles son las causas?

07-12-2017 Gustavo y Germán Segré, directores de Center Group, analizan el marcado desequilibrio en el comercio bilateral de Argentina con el país vecino
Por Gustavo Segré y Germán Segré – Socios directores de Center Group
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+
A un mes de terminar el año, el déficit comercial de Argentina con Brasil promete ser el mayor de la historia en la relación bilateral de los dos países.

De enero a noviembre del 2017, Brasil exportó a Argentina u$s16.042 millones y Argentina exportó a Brasil u$s8.687 millones.

La diferencia entre uno y otro valor representa un déficit comercial de u$s7.355 millones.

Desde Center Group hemos proyectado que el déficit anual total será cercano a los u$s8.100 millones.

Es importante observar que la proyección del déficit comercial fue aumentando desde el mes de agosto pasado. Esto ocurrió porque las exportaciones de Brasil hacia Argentina crecían más que el promedio de las exportaciones de Brasil en general, en tanto las importaciones de Brasil desde Argentina, crecían menos que el promedio de las importaciones de Brasil en general.

Los números hablan por sí solos: mientras que Brasil aumentaba sus exportaciones al mundo en un 18,23%, las exportaciones de Brasil hacia nuestro país crecieron un 31,66%.

La recíproca no fue verdadera. Brasil aumentó sus importaciones desde todos los orígenes del mundo en un 9,62% y las importaciones desde Argentina aumentaron sólo un 6,36%.

En otras palabras, Brasil está ganando espacio en las importaciones argentinas mientras que Argentina pierde espacio en las importaciones de Brasil.

Este resultado se debe a varios factores, algunos que tiene origen en una responsabilidad argentina y otros que son de responsabilidad brasileña.

Responsabilidades Argentinas
Si se analizan seis componentes del costo de un producto exportable, nuestro país no tiene buena competitividad en ninguno. A saber:

- Tipo de cambio, que en Argentina no acompaña a la inflación.

- Insumos, que tienen inflación en dólares por el motivo anterior.

- Mano de obra. Si se comparan, el sueldo mínimo de Argentina es un 43% más caro que el sueldo mínimo de Brasil.

- Logística e infraestructura. Enviar un contenedor desde San Juan al puerto de Buenos Aires, sale lo mismo que desde China al puerto de Buenos Aires.

Otro ejemplo: El puerto de Santa Fe se utiliza para un montón de cosas menos para operar como puerto. Las empresas de la región deben ir a Rosario o a Buenos Aires, generando costos que pueden ser evitados.

- Tributos. Argentina tiene una carga tributaria de las más elevadas del mundo.

- Energía. El costo energético de Argentina es uno de los más elevados de la región.

Además de los conceptos anteriores, Argentina perdió en los últimos cinco años el 30% de las empresas exportadoras y recuperar esta cantidad llevará tiempo.

Finalmente, Brasil es un mercado complicado para ingresar productos y de esta forma los exportadores de Argentina prefieren buscar otros destinos.

Responsabilidades brasileñas
- Registro de productos. Aunque no pueden denominarse trabas a las importaciones, hay muchas materias pendientes en el Mercosur y una de ellas es la homologación de productos.

Un producto alimenticio registrado en Argentina, debe ser nuevamente registrado en Brasil y esto puede demorar meses.

- Diferencias en los tributos. Una autoparte argentina paga casi el doble que una autoparte brasileña al ser importada por Brasil. Esto se aplica con dos contribuciones sociales: Pis y Cofins, con las que Brasil contraria claramente del Articulo Nº 7 del Tratado de Asunción.

- Trámite del Radar. Es la autorización del Gobierno brasileño para que una empresa pueda importar. La obtención de esta autorización es por demás compleja y demora mucho. Así, impide que alguien que desea comprarnos un producto pueda importarlo.

Al tener que utilizar empresas intermediarias, aumenta el costo del producto, lo que deja a las empresas argentinas fuera del mercado.

- Aspectos culturales. El empresario brasileño no tiene problema alguno en comprar un producto importado, pero prefiere comprarlo ya nacionalizado y en reales.

Un tema aparte es el análisis del tema automotor, en el que sumando vehículos y autopartes el déficit comercial de Argentina con Brasil llega a u$s3.685 millones. Por sí sola, esta suma representa el total del déficit comercial entre ambos países.

Consideraciones finales
Todas las responsabilidades de Argentina y Brasil pueden ser solucionadas en el mediano plazo.

El Gobierno argentino está trabajando activamente para equilibrar el comercio en los próximos años.

En este sentido, es destacable la acción de la Embajada Argentina en Brasil, que propició la apertura de diez cámaras binacionales de Argentina con diferentes regiones de Brasil, poco exploradas tradicionalmente pero con un potencial de mercado muy atractivo.

El 30 de noviembre pasado, Center Group realizó un seminario en la Embajada de Brasil en Buenos Aires cuyo título fue “herramientas publico- privadas para exportar más a Brasil”.

En dicho seminario, todas los organismos públicos nacionales, de la Provincia de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, San Juan y la Ciudad de Buenos Aires, divulgaron sus acciones para que en el 2018 las exportaciones a Brasil puedan aumentar y recuperar el mercado que alguna vez supimos conseguir.

Es de destacar una iniciativa concreta: la provincia de San Juan tendrá a partir de enero de 2018 la “Casa de San Juan en San Pablo” para auxiliar a los empresarios de la provincia que deseen exportar a Brasil.

SECCIÓN Ahora Brasil