Management

Cómo lidiar con problemas emocionales sin que el trabajo se vea afectado

07-12-2017 Algunas situaciones dolorosas pueden hacer que las actividades cotidianas se vean alteradas y sea difícil para la persona continuar con su día a día
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+
Las personas que tienen problemas emocionales pueden ver afectado su trabajo. Es normal que cuando alguien atraviese una crisis de algún tipo no pueda lidiar como lo hace cada día con sus actividades regulares. 

Si bien la mayoría de las empresas otorga un tiempo definido por incapacidad o por problemas personales, la realidad es que cada persona se recupera a su tiempo. Los especialistas recomiendan que, de ser posible, se tomen entre cinco días y dos semanas. Asimismo, regresar al trabajo en forma parcial, es decir, dos o tres días a la semana o menos horas laborales. Es posible que incorporarse de a poco haga que la recuperación sea más sencilla y efectiva. 

En el caso de una separación amorosa, no suelen brindarse incapacidades, a menos que el problema desemboque en depresión y que esta sea diagnosticada por un especialista. En este caso, se deben presentar los mismos cuidados que durante un duelo.

Los especialistas recomiendan enfrentar los sentimientos, expresarlos a través de conversaciones con personas cercanas. Asimismo, no juzgar las propias emociones y aprender a lidiar con el duelo es importante. 

En las actividades cotidianas, los especialistas recomiendan las siguientes técnicas para que las emociones no afecten el trabajo:

1. Focalizar en los objetivos. Hacer una lista de las acciones que se deben realizar durante el día. Esto permite mejorar la concentración y continuar con la productividad habitual.

2. Transformar los pensamientos negativos en positivos. Es normal tener pensamientos negativos sobre el problema que se atraviesa a lo largo del día. Se recomienda buscar una imagen positiva del hecho. 

3. Reconocer los aciertos propios a lo largo del día. Las personas que atraviesan por un periodo de tristeza suelen ver todo de manera negativa y pensar que las cosas no tienen sentido o que las hacen mal. Por ello, se debe haber un esfuerzo para reconocer los logros que se tienen diariamente, aunque sean pequeños y parezcan insignificantes.

4. Tomar pequeños períodos de descanso. Algunos minutos de pausa durante las actividades laborales ayudan a despejar la mente y rendir más. Aprovechar estos intervalos para pensar en cosas positivas y despejarse puede ser útil para sobrellevar una crisis.

SECCIÓN Management
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR