Actualidad

Encuesta revela que la mitad de los argentinos elegirían trabajar en el Estado antes que en empresas privadas

11-12-2017 El empleo público es percibido como más estable y humano que el del sector privado. Los resultados del relevamiento cambian notablemente según el segmento socioeconómico consultado                                                          
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+
Aunque el discurso del Gobierno apunta a un Estado sobredimensionado como uno de los causantes del déficit fiscal que aqueja a las cuentas nacionales, muchos argentinos ven al empleo público como deseable y lo prefieren sobre una alternativa privada.

De hecho, "en condiciones de igual remuneración, distancia del domicilio y horario", se detecta una fuerte preferencia por la función pública, señala una investigación del Centro de Estudios en Comunicación Aplicada (Cecap) de la Universidad Austral.

El relevamiento puso al descubierto que el 61% de la población prefiere "un país donde la mayor parte de las cosas las hace el Estado", mientras que un 23% optó por las empresas privadas.

Además, la hora de elegir entre un empleo público y uno privado (a igualdad de condiciones), el 48% de la encuesta optó por el público. Sin embargo, las preferencias se modifican según el estrato social al que se consulte.

Por ejemplo, la inclinación a elegir un puesto en el Estado se elevó a 52% en el caso de los sectores de muy bajos ingresos, donde la preferencia por el trabajo en el ámbito privado fue de menos del 40%.

El estudio destaca entre sus conclusiones que "el 53% de los encuestados respondieron que la empresa pública le genera más confianza, como un promedio. De ese porcentaje, el 63% representó a los sectores más bajos y el 44% al ABC1″, de altos ingresos medios.

Ante la pregunta "¿Qué elegirías si tuvieras dos propuestas de trabajo exactamente iguales, pero una del sector privado y otra del sector público?". La mayoría de los entrevistados optó por el empleo público.

"En la evaluación general, el sector público es un espacio que genera simpatía. Es descripto como un lugar donde el empleo se desarrolla de una manera más humana, el sector privado está asociado casi exclusivamente a la búsqueda de rédito económico, al lucro o ganancia", explican los autores de relevamiento.

Además, el sector público es apreciado por, supuestamente, ofrecer mayores posibilidades de “estabilidad y tranquilidad".

En contrapartida, el sector privado se asocia con la inestabilidad. “Los recortes y lo impersonal del trato humano”, además de un mayor nivel de exigencia y control, son porte de la imagen que se tiene del trabajo privado.

Por el lado de lo bueno, los comentarios positivos sobre el sector privado se centran en la generación de “oportunidades”, a la vez que los encuestados le reconocen la capacidad de ofrecer “progreso” y mayores ingresos.

SECCIÓN Actualidad