Tecnología

Tendencias "tech": Microsoft anticipa cómo la inteligencia artificial llegará a las oficinas

27-12-2017 Tiene 682.000 desarrolladores a nivel mundial que están utilizando y experimentando en todo tipo de industrias, empresas u organizaciones, en áreas como servicio de atención al cliente para proporcionar respuestas inmediatas al interactuar con ellos
Por Cesar Dergarabedian
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Bajo el liderazgo de su director general ejecutivo, Satya Nadella, Microsoft quiere romper los límites de la tecnología de inteligencia artificial (IA) y llevarla a que sea omnipresente e invisible para los usuarios.

La estrategia del mayor fabricante mundial de software fue explicada a iProfesional por David Forstrom, director de comunicaciones de inteligencia artificial de la compañía cofundada por Bill Gates.

Forstrom habló con este medio, en una entrevista exclusiva, sobre la evolución de esta tecnología, cómo la empresa comenzó a integrarla en productos, como Office y Cortana, y cómo puede convertirse en una herramienta de referencia para las pequeñas empresas.

 -¿Cuáles fueron los anuncios más importantes de Microsoft sobre inteligencia artificial en el último año?
-Tuvimos varios acerca de los pilares en los que nos enfocamos para nuestra estrategia de inteligencia artificial. El primero es el que llamamos Bing for Business. Bing es uno de los productos más importantes donde incorporamos la IA a la experiencia del usuario.

Esto, de cierta forma, transforma la experiencia de búsqueda dentro de los usuarios y de sus contextos organizacionales. La idea general con este Bing for Business, que es una vista previa privada que está disponible ahora, es ser un usuario dentro de una organización.

Ahora puedo buscar no sólo los resultados públicos de la web, sino también tener acceso al contexto organizacional. Así que cosas como personas, lugares y ubicaciones se podrán marcar desde una perspectiva de precios.

Todas esas capacidades sirven para darnos una idea del contexto en términos de cosas que buscaremos normalmente a través de cuatro, cinco o seis maneras diferentes.

-¿Cuál es entonces la estrategia de inteligencia artificial de Microsoft?
-Creo que desde una perspectiva general tenemos una misión como empresa que trata de cómo empoderamos a las personas y organizaciones para lograr más.

Es por eso que nuestra estrategia de inteligencia artificial realmente llegó a eso. Así que, si piensas en las ambiciones que tenemos como compañía en torno a una informática más personal, la nube inteligente o una redefinición o mejora de la productividad y los procesos comerciales, es porque todo eso tiene algo en común que es esta intersección con inteligencia artificial.

Sin embargo, la realidad con esas ambiciones que tenemos como compañía es que todas abordan las grandes barreras que enfrentamos los humanos, ya sea tiempo, lugar o complejidad.

Todo eso está en la confluencia de esas ambiciones que ahora estamos comenzando a ver en la IA, vemos que ella se dirige probablemente al mayor progreso de la humanidad que está alrededor de la información.

¿Qué hacemos con las enormes cantidades de información con las que estamos limitados, debido a la capacidad limitada para absorberla y actuar en consecuencia? Esto, que de alguna manera configura nuestra estrategia en IA, nos hace querer aprovechar el poder y el potencial de la inteligencia artificial para mejorar y aumentar realmente la humanidad, nuestro ingenio y nuestras capacidades. Pero para poder lograrlo tenemos un objetivo ambicioso y difícil que es democratizar la IA, hacerla accesible y confiable para todos.

-¿Cómo llevarán a cabo esa democratización de la inteligencia artificial?
-La forma en que hacemos eso es por medio de tres frentes. El primero es que Microsoft siempre ha sido una compañía de plataformas, nuestra historia está enraizada en ser una compañía de plataformas y asegurarnos de que proporcionamos las herramientas y los servicios a los desarrolladores para que puedan continuar construyendo y empoderando a las organizaciones.

Así que comenzamos con nuestra plataforma de inteligencia artificial, que consiste en una serie de herramientas y servicios diferentes que ponemos a disposición de los desarrolladores y científicos de datos.

 -¿Qué ejemplos puede dar de este proceso?
-Serían nuestros servicios cognitivos, que son esos bloques fundamentales con inteligencia artificial. Por ahora tenemos alrededor de 29 servicios cognitivos diferentes como reconocimiento de velocidad, reconocimiento de imágenes, visión por computadora o comprensión del lenguaje y esas áreas.

Somos el único proveedor principal de inteligencia artificial que personaliza API o esos servicios cognitivos para que, como empresa o como organización, no solo tengamos una especie de biblioteca pre-poblada, sino que también podamos utilizar nuestros propios datos y personalizar nuestras herramientas de aprendizaje profundo o algoritmos para trabajar con los datos de nuestra propia empresa. Esto agrega un gran valor en lugar de utilizar una biblioteca pre-poblada.

Tenemos alrededor de 682.000 desarrolladores a nivel mundial que los están utilizando y experimentando en todo tipo de industrias, empresas u organizaciones.

Por ejemplo, Uber los utiliza: sus conductores lo usan para que cuando les tomes una fotografía de la cara, el reconocimiento facial pueda generarte esa tranquilidad que le asegura al pasajero que el conductor es quien realmente dice ser.

Otro ejemplo es Volvo, que los utiliza para detectar si el conductor está distraído gracias a la perspectiva del reconocimiento facial. Empresas como Prism Skylab, donde ya utilizan la infraestructura de video en donde existe una perspectiva de vigilancia que utiliza servicios cognitivos. Ayuda al negocio porque le permite ver el volumen que tienen, el inventario y cosas como esas, eso es un servicio cognitivo de área.

-¿Cómo aplican la inteligencia artificial en sus productos corporativos?
-En Office 365 hay entre 15 y 20 maneras diferentes de integrar IA en la experiencia y quizás ni siquiera lo sepamos.

Te daré un ejemplo: tengo un hijo de 15 años y el año pasado, el primer año de secundaria, noveno grado, tuvo que hacer su primer PowerPoint para una presentación en clase.

Recuerdo llegar a la casa y me dijo: “¿Papá puedes mirar mis diapositivas?” Yo me imaginaba que iba a tener una presentación sin imágenes y con el formato desfasado, pero cuando la vi me quedé impresionado, fue una presentación sobre la revolución industrial o algo así, sus diapositivas tenían una gran foto, el texto estaba bien y la estética era increíble. Así que le dije: “Tus habilidades son mucho mejor que las mías”.

Él estuvo usando este diseñador de PowerPoint, que es una función de IA, que ayuda a las personas, construye diapositivas y mira imágenes, te dice dónde debería ir el texto e incluso puede completar subtítulos con base a las imágenes que coloques.

-¿Puede mencionar otros ejemplos para Office?
-Si estás utilizando Microsoft Word con esos investigadores y la IA te ayuda, podrás mejorar el proceso de escritura junto con una perspectiva de investigación o de edición, un contenido que nos ayuda para una perspectiva de medios o de comunicación.

Pero en todos nuestros productos corporativos, Windows también está comenzando a infundir IA, Dynamics. También Bing, Bing for Business y Cortana son un gran ejemplo de infusión de inteligencia artificial en la empresa.

Luego está la tercera área de nuestra estrategia: si pasas desde una perspectiva de plataforma donde estamos proporcionando herramientas, es esta infusión la forma en que crea IA en sus productos corporativos  y que le permite a otros integrarlo en sus productos.

- ¿Cuáles son las soluciones de extremo a extremo que pueden brindarle a las empresas?
-El nuevo Microsoft Dynamics 365 AI Solutions. Es el primero enfocado en el servicio al cliente donde formamos un nuevo equipo que estaba liderado por quien solía dirigir Skype for Business para Microsoft y que ahora están enfocados en cuáles son las diferentes soluciones de extremo a extremo para IA que podemos proporcionar.

Significan grandes escenarios de valores complejos para las empresas: primero un servicio de atención al cliente, que está centrado en cómo proporcionar una experiencia, que no solo puede complementar a los agentes en términos de ayuda con la inteligencia, sino que puede, proporcionar respuestas inmediatas al interactuar con los clientes.

Tiene estos componentes: El primero es un agente virtual que se utiliza para la atención al cliente, un bot que se pone de su lado e interactúa inmediatamente con él.

La idea es muy compleja en términos de aprendizaje profundo y por lo tanto puede ser rellenado con todo tipo de datos de la empresa. Desde su base de datos utiliza información de Bing, por lo que extrae toda esa información para responder preguntas.

Luego, si requiere un asistente adicional de un agente en vivo, éste es asistido por un asistente inteligente que les acelera respuestas en tiempo real para que puedan tener una interacción rápida con el cliente.

En el tercero, hay herramientas de administración de conversación para paneles, portales, donde un gerente de servicio al cliente podría ver cómo van las cosas.

Estamos trabajando mucho en términos de diseño y desarrollo ético para asegurarnos de que la forma en que diseñamos la IA sea para el beneficio, no para destruir a la humanidad.

-¿Cómo ayudaría la nube inteligente a impulsar la inteligencia artificial en las organizaciones?
-La importancia va desde nuestras ambiciones como compañía, la democratización de la inteligencia artificial. La realidad es que IA no es nada sin los datos.

Existen tres fuerzas, es decir, tú puedes regresar dos o tres años y decir: “Antes no hablábamos mucho de IA, ¿por qué ahora?” Y porque hay tres fuerzas que aceleraron la importancia de la inteligencia artificial.

-¿Cuáles son esas fuerzas?
-La primera es la nube, ya que ha abierto este potencial para el poder masivo en la computación. Hablábamos hace rato de la barrera alrededor de la información. La nube podría cambiar ahora porque permite nuestro acceso a información, nos permite conseguirla.

Otra fuerza de importancia es el avance en algoritmos en trabajos que se están haciendo en investigaciones, que es en donde podemos hacer cosas con los datos.

El tercer factor es la gran cantidad de datos existentes, hay un montón de información allá afuera. La nube hace que todo sea accesible y que tengamos estos potentes algoritmos que nos permiten hacer y dar sentido a los datos.

Cuando miramos nuestro enfoque de IA, podemos sentir que estamos bien posicionados en esas tres fuerzas, ya sea con la nube que estamos haciendo en Azure,  que podría decirse que es una de las nubes más fuertes que se pueden ver, u otro competidor que está en el mismo barco.

SECCIÓN Tecnología
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR