Finanzas

Me voy de vacaciones al exterior: ¿llevo dólares, pesos o tarjetas?

03-01-2018 Frente a un viaje al exterior, lo recomendable es analizar antes de partir qué opción conviene más. Lo mejor es un mix de dólares y tarjetas
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Si se está por ir de vacaciones a algún país del exterior, seguro tiene la duda: ¿qué conviene hacer con el dinero? ¿Es mejor dólares y cambiarlos en el destino elegido? ¿Es mejor utilizar la tarjeta de crédito? ¿O la de débito? ¿Qué pasa si llevo pesos argentinos y los cambio al llegar? ¿Saco plata del cajero al lado de la playa?

En realidad, cada opción tiene sus pro y sus contras, y es por ello que lo mejor es analizar bien qué hacer antes de partir.

Los especialistas sugieren conformar una suerte de mix entre uso de tarjetas y de dólares en el destino, de manera de conseguir el mejor cambio y operar de manera cómoda y segura.

Dólares. Se sugiere siempre llevar -al menos- algo de dólares (o de la moneda del país de destino) en el viaje. Siempre se presentan una serie de gastos iniciales como el pago de peajes (si se viaja en el propio auto) o pagos menores, como por ejemplo una comida en viaje. También hay que considerar que el dólar es una moneda universal, recibida en prácticamente todos lados, y que en algunos destinos el tipo de cambio favorece cualquier compra.

Moneda local. Es una buena opción, siempre que se haya comprado los billetes del destino en Argentina a una buena cotización. Hay que hacer cuentas y decidir qué conviene más.

Tarjeta de crédito. En el caso de la tarjeta de crédito, las compras se hacen en la moneda del país de destino, pero la conversión se hace en dólares para todas las compras en el extranjero. Y el día de cierre de la tarjeta el sistema trasforma la moneda local en dólares, y en el resumen de cuenta al mes siguiente llega el gasto transformado en pesos argentinos.

Lo conveniente del uso de la tarjeta de crédito, es que el cambio de referencia es el que normalmente fijan los bancos centrales o el banco oficial de cada país. En Argentina, se suele tomar la cotización del dólar del Banco Nación. Por lo general es un tipo de cambio mejor que el que ofrecen los bancos privados.

Tarjeta de débito. Con las tarjetas de débito, el sistema es el mismo, aunque el cambio que se aplica es el del mismo día de la compra (o del lunes siguiente, si la operación se realizó un fin de semana o feriado). Al igual que con las tarjetas de crédito, es necesario hacer un trámite previo al viaje para poder habilitarlas, avisando al banco emisor que el titular del plástico va a salir del país.

Hay que tener precauciones a la hora de usar las tarjetas, sobre todo en algunos destinos como Brasil y México, donde es muy común el clonado de los plásticos. Hay que evitar miradas extrañas al colocar el PIN o las claves en los aparatos tipo Posnet.

Cajeros. Con las extracciones de cajero automático se opera de la misma manera, aunque cada banco suele aplicar una comisión especial por cada operación, que en algunos casos suele ser significativa.

Pesos argentinos. Finalmente, la peor alternativa es cambiar pesos argentinos en el destino extranjero. Por lo general, las casas de cambio ofrecen cotizaciones entre un 20 y un 30 por ciento más bajas que si se utilizan dólares

SECCIÓN Finanzas
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR