Actualidad

El Gobierno ascendió a Echazú, único imputado en el Caso Maldonado

03-01-2018 Fue el efectivo de mayor rango que participó del desalojo de la Ruta Nacional 40 y resultó herido por una piedra que arrojaron los manifestantes mapuches 
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El Gobierno ascendió este miércoles al subalférez de la Gendarmería Emmanuel Echazú, el uniformado de mayor rango que participó del operativo en el que falleció ahogado el joven Santiago Maldonado en el Río Chubut.

A través de la Resolución 1473-E/2017 del Ministerio de Seguridad, que fue publicada este miércoles en el Boletín Oficial, se dio a conocer el listado de los miembros de esa fuerza que fueron promovidos "al grado inmediato superior".

En el texto, la cartera conducida por Patricia Bullrich consideró que "personal superior de la citada fuerza de seguridad, que se encuentra en condiciones de ascenso al 31 de diciembre de 2017, fue considerado por el respectivo organismo de calificación, no existiendo impedimentos para su promoción al grado inmediato superior".

"Que, además, Personal Superior mantenía su promoción supeditada a causas o situaciones que al presente se encuentran superadas y, habiéndose evaluado los resultados obtenidos por la Junta de Calificación respectiva, no existen impedimentos para el ascenso al grado inmediato superior del mismo, a la fecha que para cada caso se especifica", agregó la resolución.

En el anexo publicado se incluyó al subalférez Emmanuel Echazú como uno de los ascendidos, quien a partir de ahora ostentará el rango de alférez.

El gendarme, integrante del Escuadrón 36 de El Bolsón, había sido el uniformado de mayor rango que participó del operativo de desalojo de la Ruta Nacional 40, que se encontraba cortada el pasado 1 de agosto por integrantes de la comunidad mapuche de Pu Lof, en el departamento chubutense de Cushamen.

En ese marco, falleció el joven artesano de 28 años, quien escapaba de la Gendarmería e intentó sin suerte cruzar el Río Chubut, en cuyas aguas se ahogó.

Durante el operativo, Echazú fue herido por las piedras que arrojaron contra los uniformados algunos de los mapuches que se encontraban realizando la protesta: como consecuencia de la agresión sufrió una doble fractura en la zona del pómulo.

"Si lo hubiéramos visto ahogándose (a Maldonado) lo habríamos auxiliado. Si se hubiera entregado, lo habríamos aprehendido y puesto a disposición de la Justicia. Estaría vivo", manifestó en diciembre pasado el gendarme.

SECCIÓN Actualidad