Finanzas

El stock de créditos del Banco Nación creció 90% y superó los $200 mil M

15-02-2018 En el entorno de Javier González Fraga, señalan que la clave fue la decisión de vender Lebacs y volcar toda esa liquidez a préstamos
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El Banco Nación logró en 2017 agrandar su porción en el mercado financiero, como consecuencia de su impulso al crédito hipotecario, a las pymes y a las empresas en general,

En solo un año, y tomando los créditos que le otorgó a clientes privados, su participación creció del 10,88% del sistema al 13,58%, según un informe que difundió la entidad.

No es usual que la participación de un banco crezca casi un 25% en un año de manera orgánica, es decir sin absorber o fusionarse con un competidor.

En números, esa porción, que era de $112.622 millones en diciembre de 2016, saltó un 90% a 213.268 millones.

Este incremento del 90% (65% real, si se descuenta la inflación) contrasta con el 46% (21% real) que creció el sistema en su conjunto.

Cerca del titular del Banco, Javier González Fraga, señalan que la clave fue una decisión que se adoptó en la primera mitad del año: vender Lebacs y volcar toda esa liquidez a préstamos.

Esto se refleja claramente en los ratios de liquidez del Nación. De exhibir un ratio del 50,7% en diciembre de 2016 bajó a 30,3% a fin del año pasado. El stock de Lebacs bajó, en ese período, de $106.641 millones a $63.728 millones.

Esa liquidez podría bajar un poco más en las próximas semanas, cuando el ministerio de Hacienda defina de qué modo el Nación le transfiere los $20.000 millones establecidos en el presupuesto, como pago de dividendos del BNAa su accionista, es decir el Estado Nacional.

González Fraga suele decir que una de las misiones del principal banco del sistema es abrir el camino que luego deberían ocupar los bancos privados. A su entender, la venta de Lebacs para financiar las líneas de crédito fue casi lo opuesto a lo que hicieron los bancos privados, que si bien incrementaron sus carteras de créditos, buena parte de sus utilidades las lograron a fuerza de invertir en papeles del Banco Central.

Para 2018, el plan del Nación es mantener la presencia en el mercado de pymes, de microcréditos y de vivienda, pero no tanto a través de los hipotecarios para comprar unidades terminadas, sino a fuerza de financiar a los desarrolladores inmobiliarios, un tema que está moviéndose más lento de lo esperado.

El plan del negocios prevé llegar a préstamos al sector de compra y construcción de viviendas por $55.000 millones, que incluyen el financiamiento de 80 proyectos inmobiliarios.

En línea con lo que ya hicieron varios bancos privados, el Nación también prevé la colocación de deuda en el mercado de capitales para hacerse de fondos.

Tiempo atrás González Fraga anticipó que posiblemente hacia la segunda mitad del año intentará colocar un bono en pesos, de largo plazo. Tampoco descarta vender cartera hipotecaria -securitización- para acelerar la rotación del capital del negocio de créditos para la vivienda.

SECCIÓN Finanzas
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR