Autos iPro

Audi quiere conectar sus autos con los semáforos de las ciudades

19-03-2018 La conectividad de los vehículos es la base para perfeccionar la conducción autónoma y donde ya varios de los fabricantes anunciaron importantes novedades
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

La tendencia por desarrollar vehículos eléctricos y autónomos no ha dejado a nadie indiferente en la industria automotriz y hoy todas las empresas buscan no quedarse abajo de esta, al parecer, inevitable revolución.

En ese escenario Audi fue el último en anunciar novedades respecto a estos avances y adelantó que pronto espera que sus vehículos estén conectados a la red de semáforos de la ciudad de Washington, en Estados Unidos.

La empresa alemana busca que sus modelos se comuniquen con la infraestructura de las ciudades y para eso, en primera instancia, harán las pruebas con los semáforos.

A través de la tecnología 4G, los vehículos de Audi podrán saber cuántos segundos faltan para que aparezca la luz verde y se lo informarán al conductor a través del tablero.

Fueron 600 las intersecciones de Washington que fueron equipadas con la tecnología para hacer posible el reconocimiento del tiempo en los vehículos de Audi.

Esta será la primera incursión del fabricante en el sector de los vehículos conectados y en el futuro espera aumentar las funciones de sus autos con las ciudades, siguiendo una tendencia que se consolida cada vez más en la industria.

Audi no es el primer fabricante que anuncia o implementa tecnología de conectividad en sus vehículos. Ford, por ejemplo, pretende conectar el auto con otros vehículos, infraestructura e incluso peatones en la ciudad, según expansión.

El director ejecutivo de Vehículos Conectados de la firma, Don Butler, señaló que "conectarlo todo" permitirá "destaponar" las ciudades y, aunque la iniciativa aún no se ha sometido a pruebas, espera que en 2019 cada nuevo vehículo de Ford incluya esa tecnología.

Según explicó Butler, con la tecnología celular Vehicle-to-Everything (CV2X), los automóviles se comunicarán directamente con "cada componente de la ciudad inteligente" y esa "conversación" creará datos a los que pueden acceder a tiempo real las autoridades o responsables de la ciudad para "resolver problemas".

Mini también busca hacer lo propio utilizando tecnología 4G con la que se encuentra implementando sus nuevos modelos y que permitirá hacer una llamada de emergencia inteligente, que pide ayuda rápida y automáticamente en caso de accidentes, además de tener un sistema de información del tráfico real, entre otras opciones.

La conectividad de los vehículos con la infraestructura de la ciudad es la base de la conducción autónoma que algunas empresas como Waymo ya prueba con éxito en distintas ciudades del mundo.

En Phoenix los autos sin conductor de Waymo ya circulan por la ciudad y gracias a sus sensores y conectividad con la ciudad, son capaces de reconocer signos de pare, a otros vehículos y a peatones que cruzan en las esquinas.

SECCIÓN Autos iPro