Economía

Paros sorpresivos y asambleas de aceiteros por los despidos en Cargill

20-03-2018 El sindicato lanzó un plan de lucha luego de que la multinacional echara a 33 operarios y los reemplazara por otros empleados. "No molerán un poroto", advirtieron a la cerealera. El conflicto suma tensión a la región que ya sufre la crisis de Vassalli, Fabricaciones Militares y Mefro Wheels
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Se terminó la tregua y los trabajadores aceiteros lanzaron un plan de protesta con paros sorpresivos y asambleas para reclamar la reincoporación de 33 obreros despedidos en Cargill.

A fines de enero, la cerealera echó a 44 operarios de sus plantas en el sur del Gran Rosario que no habían aceptado los retiros voluntarios. Tras un período de negociaciones, solo un puñado aceptó finalmente irse con un acuerdo. Una semana después comenzaron a llegar los telegramas de despido para el resto y volvió a desatarse el conflicto.

Se decretó una conciliación obligatoria que concluyó el jueves pasado y la multinacional comunicó que "reemplazará a 33 colaboradores" de las plantas de Villa Gobernador Gálvez y Punta Alvear" y aseguró que "los reemplazos se harán en idénticas condiciones de contratación, es decir como empleados de Cargill en relación de dependencia y en las mismas zonas geográficas".

"Cargill reitera que el objetivo de esta medida no es la tercerización, ni la eliminación de puestos de trabajo, sino el reemplazo de colaboradores por otros con características y perfiles distintos y adecuados para garantizar la continuidad de las operaciones de un modo seguro, eficiente y acorde a los nuevos desafíos del negocio", indicó el comunicado de la firma.

Frente a ello, el Sindicato de Obreros Aceiteros de Rosario rechazaron el argumento de la empresa.

"Estamos tomando medidas -explicó Daniel Yofra, secretario general de la federación que representan a los obreros del sector- paros por un par de horas en algunos turnos y volver a arrancar la planta", detalló.

"Los trabajadores están en planta y los despedidos permanecen en las puertas, en señal de protesta", aclaró en diálogo con la radio LT8.

Contó, además, que en estos momentos la única planta de Cargill que funciona en Villa Gobernador Gálvez es la de biodiésel.

El conflicto de Cargill suma un foco de tensión a la región, que desde el inicio de este año se enfrenta a un recrudecimiento de las crisis de la Refinería San Lorenzo, Vassalli, Fabricaciones Militares y Mefro Wheels, entre otros casos informó el diario La Capital de Rosario.

Convencidos de que la pelea en Cargill será un caso testigo, el gremio aceitero aseguró que las plantas de la multinacional en el sur del cordón "no molerán un poroto" hasta que se reincorpore a los trabajadores. El conflicto se desata en el inicio de la cosecha, con kilómetros de colas de camiones en los puertos y con el marco de una sequía histórica.

Yofra dijo que están expectantes ante las próximas decisiones de la empresa. "Nuestra postura es que vuelvan a tomar a los compañeros que estaban despedidos y por eso vamos a luchar", concluyó.

SECCIÓN Economía
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR