Politica

Macri recibe hoy a los sindicalistas "friendly" para avanzar en reforma laboral y relanzar una CGT sin Moyano

22-03-2018 Tal como anticipó iProfesional, la reunión será en la Rosada con la comitiva que acompañó a Triaca en su gira europea. Macri intenta replicar modelos de diálogo social y reforma laboral. Por otra parte, quiere reforzar el vínculo con un interlocutor sindical alternativo a la facción "dura"
Por Juan Manuel Barca
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Después de más de un año, el Presidente volverá a recibir al sindicalismo. La foto tendrá lugar esta tarde en la Casa Rosada en donde Mauricio Macri se reunirá a las 17 con la comitiva que acompañó al ministro de Trabajo, Jorge Triaca, a conocer el modelo de diálogo social europeo.

El mandatario quiere avanzar en un esquema similar con una CGT reordenada, que le permita avanzar en sus reformas sin conflictos. Del encuentro participarán Ramón Ayala (Uatre), José Ibarra (Taxistas), Victor Brandan (Uocra), Karina Trivisono (Upcn), Fabián Hermoso (Químicos), Alberto Fantini (Carne) y Luis Hlebowicz (Pasteleros).

También están invitados Noemí Menendez (Modelos); Luis Pandolfi (Tintoreros); Pablo Quiroga (Aguas Gaseosas); Julio Monastra (Obras Sanitarias) y José González (Comercio).

"El Presidente quiere hablar con nosotros seguramente para ver la impresión de nuestra gira y supongo que para avanzar en una mesa de diálogo", dijo a iProfesional González, sub secretario general de la Federación de Empleados de Comercio, que lidera Armando Cavalieri. Y anticipó: "Le vamos a manifestar nuestro acuerdo con el diálogo pero discutir las formas de trabajo es más delicado".

La idea del Presidente es retomar las experiencias de España, Holanda y Alemania, en donde la delegación argentina conoció los consejos económicos y sociales. Tal como lo anticipó iProfesional la semana pasada, el viaje sirvió para estrechar lazos con el sindicalismo, pero también para indagar sobre los sistemas jubilatorios, las paritarias y las nuevas modalidades de trabajo, además del cambio tecnológico.

Tras la gira por Europa, los gremialistas volvieron predispuestos a firmar paritarias del 15% y a avanzar en la discusión de cambios en materia laboral. En efecto, Triaca firmó tres paritarias (Comercio, Transporte y Edificios) en esa línea, comenzó a explorar nuevos acuerdos de productividad y a sondear entre los sindicalistas los proyectos de reforma laboral.

Si bien la "mesa chica" de la CGT no asistirá a la Rosada, será la primera vez que Macri reciba a una delegación sindical desde diciembre de 2016, cuando el mandatario agasajó en la quinta de Olivos al triunvirato y buena parte del consejo directivo de la central obrera, tras la aprobación de la ley de reforma del impuesto a las Ganancias, que había sido consensuada con los sindicalistas.

"Se ve que están impulsando este tipo de diálogo y nosotros lo vemos muy bien que se quieran interiorizar y relacionarse con el movimiento obrero", dijo a iProfesional Ibarra, líder de la Federación de Conductores de Taxis, una escisión del gremio que encabeza Omar Viviani.

En esta ocasión, el grupo de elegidos que pisará la Casa de Gobierno está conformado por dirigentes de distintas corrientes internas del gremialismo que tienen como común denominador su buen diálogo con Cambiemos. Con esos sectores, Macri busca avanzar en el rearmado de la central obrera, con una conducción más afín al oficialismo y sin la participación de los Moyano, que renunciaron a sus cargos en Azopardo.

Junto con Ayala, Ibarra lidera las 62 organizaciones, un armado que encabezó hasta su muerte el peón rural Gerónimo Venegas y que sirvió de plataforma sindical del Gobierno. La fuerte presencia de ese sector en la convocatoria de Macri es vista en la CGT como un intento del oficialismo por ubicar a las 62 en un mejor lugar de negociación en el rearmado de la central obrera, cuyo próximo capítulo será la reunión del Consejo Directivo prevista para el 4 de abril.

"Están buscando gente para dialogar y avanzar en cuestiones que nos atañen y a ellos, como la CGT, en donde no quieren que esté Moyano. Están pensando en algún recambio, por eso quieren que todos los secretarios generales de las 62 puedan participar de la central", dijo a este medio otro de los miembros de la comitiva que se reunirá con Macri.

Con la visita a la Rosada, los jefes sindicales tendrán un privilegio que no tuvo la UIA. Tras los cruces con el Ejecutivo por la política económica, los industriales fueron recibidos el lunes de la semana pasada en Casa de Gobierno, por el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el ministro de Producción, Francisco Cabrera. En esa ocasión, trascendió que Macri pasaría a saludar a los empresarios de la central fabril, pero nunca ocurrió.

SECCIÓN Politica