Tecnología

Telefónica Argentina buscará u$s1.000 millones en su salida a la Bolsa

16-04-2018 La empresa también propone una reforma de varios artículos de su estatuto social y estudia además una modificación del valor nominal de la acción
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Telefónica Argentina celebra este lunes la asamblea general que tiene que dar el visto a una posible salida a bolsa de la filial del grupo de telecomunicaciones en el país.

Podrá iniciar así los trámites de una operación con la que la empresa busca poner en valor uno de sus activos "infravalorados" y que, además, permitirá reducir su endeudamiento.

La compañía ya contrató al Bank of America, Merrill Lynch y Morgan Stanley para organizar la venta de acciones por la que espera recaudar entre u$s500 millones y u$s1.000 millones, según divulgó la agencia Bloomberg.

El punto undécimo del orden del día de la asamblea general ordinaria y extraordinaria de Telefónica Argentina contempla la "consideración del ingreso de la sociedad al régimen de oferta pública y el listado y/o negociación de las acciones en las bolsas y/o mercados que el directorio determine oportunamente".

La convocatoria, publicada en marzo en la Comisión Nacional de Valores (CNV) de la Argentina, también propone una reforma de varios artículos del estatuto social de Telefónica Argentina, que estudia además una modificación del valor nominal de la acción.

La solicitud de este permiso a los accionistas de la filial argentina, de la que Telefónica controla el 100% del capital, es un requisito societario para que en un futuro se pueda llevar a cabo la salida a bolsa.

En la rueda de prensa de presentación de los resultados de 2017, el presidente ejecutivo de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, indicó que la compañía estudiaba cómo poner en valor algunos de sus activos "infravalorados", especialmente en América latina.

Álvarez-Pallete resaltó que en la compañía están "muy enfocados en el retorno del capital empleado" y buscando la forma de poner en valor activos de la entidad que creen que pueden estar "infravalorados, que hay varios", aunque rehusó entonces comentar posibilidades concretas.

En declaraciones a la agencia Europa Press, el analista de Selfbank Felipe López consideró que la salida a bolsa de Telefónica Argentina "no tendrá demasiado impacto" en la cotización de la compañía, ya que, aunque puede poner en valor una filial que considera infravalorada, la cantidad que recaudaría "no es significativa".

Calcula que si saca a bolsa un 30% de la filial, Telefónica ingresaría algo más de 1.000 millones de euros, "una cantidad insignificante" para una empresa que cerró 2017 con una deuda neta financiera de 44.230 millones de euros. "Una reducción drástica de la deuda solo se lograría vendiendo la filial británica O2", incide López.

La posible salida a bolsa de O2 ha entrado en una nueva etapa después de que la operadora se adjudicara 80 MHz en la subasta de espectro convocada para las bandas de 2,3 y 3,4 GHz por un importe de 523,6 millones de libras esterlinas (unos 600 millones de euros).

El resultado de esta subasta era clave para una posible salida a bolsa de O2, ya que la operadora quería presentarse "con los deberes hechos ante los inversores".

Álvarez-Pallete señaló en febrero que Telefónica seguía preparándose para estar lista para cuando surja la oportunidad, aunque incidió en que no tienen ninguna urgencia en llevar a cabo este proceso ni hay ningún calendario fijado.

El analista de XTB, Joaquín Robles, subrayó que la cotización de Telefónica en el último año ha caído más del 30%, por lo que la dirección de la compañía está tratando de obtener liquidez a través de la venta de activos no estratégicos para amortizar la elevada deuda, que aún continúa siendo mayor que la capitalización total de la compañía, y mejorar la cuenta de resultados.

"La actual situación económica a nivel global, unida a la mayor estabilidad regulatoria en la Argentina, ha facilitado la posibilidad de lanzar parte de la compañía al mercado para captar financiación", resaltó Robles.

López destacó que el hecho de que Telefónica mantenga el control de sus filial en la Argentina tras la salida a bolsa y la actual política del Gobierno del país, que no fomenta la competencia y cuya reforma de las telecomunicaciones favorecía al grupo Clarín, podrían presionar a la baja el precio de la colocación.

Sin embargo, añadió que el grupo y los bancos colocadores tratarán de convencer a posibles inversores explicándoles el potencial de una empresa que "está en plena expansión" y que se debería ver favorecida de la mejora de los datos macroeconómicos de Argentina.

López mencionó como ventajas de la operación que reduciría el riesgo divisa que le supone esta filial, ya que solo en 2017 el peso argentino se depreció un 33% frente al euro, y en lo que llevamos de año un 11%, así como que el dinero ingresado podría servir para financiar fuertes inversiones que requieren las futuras subastas de espectro como la celebrada hace dos semanas en Reino Unido.

En busca del interés inversor
En la actualidad, la empresa está representada en la Bolsa porteña por su holding, Telefónica, bajo la sigla de TEF a un precio de $201,45 por acción al cierre de la rueda del lunes.

A fines de marzo, iProfesional adelantó que la empresa pretendría sumar su división de móviles si los accionistas lo autorizaban.

Entre todas esas cuestiones, se destaca el otorgamiento de un mandato al directorio para que algunos de sus integrantes lleven a cabo las gestiones necesarias para iniciar la oferta de Telefónica Móviles y su marca Movistar en el mercado bursátil argentino y, probablemente, en el de los Estados Unidos.

Desde la empresa admitieron esta posibilidad ante iProfesional y remarcaron que se trata de poner en concreto las palabras de Álvarez-Pallete sobre la revaluación de activos en Latinoamérica. De todos modos, aclararon que no se trata de una decisión que se aplicará de forma inmediata. 

"Si los accionistas lo aprueban, se le dará al directorio el mandato para que Telefónica Móviles sea listada en las bolsas cuando se considere conveniente, lo cual puede llevar tiempo", habían asegurado desde la compañía.

La estrategia de listar Telefónica Móviles y Movistar en las bolsas se enfoca en aprovechar el todavía fuerte interés de los inversores internacionales por la Argentina tras el cambio de gobierno y, a la vez, para colaborar con los esfuerzos globales del grupo para reducir su endeudamiento, que ronda los 48.000 millones de euros.

Se trata de un camino que también tomaron otras empresas locales en los últimos meses del año pasado. De hecho, en la actualidad ya existen 16 firmas argentinas que cotizan en el NYSE (según sus siglas en inglés de la bolsa norteamericana), entre las cuales se encuentran Edenor, Pampa Energía, Transportadora de Gas del Sur (TGS) e YPF, si se considera el sector energético.

También se destacan empresas que provienen de la tecnología, las finanzas, agro, consumo y siderurgia como Ternium, Telecom, Globant, Arcos Dorados, los bancos BBVA Francés y Macro, IRSA, Nortel Inversora, Adecoagro y Geopark. Además de Despegar, Mercado Libre y Globant. 

Incluso, en los primeros meses del año se conoció el interés de otros grupos locales de comenzar a cotizar en Nueva York, como son los casos de Central Puerto y Corporación América, o el laboratorio Richmond.

En el caso del holding que preside Eduardo Eurnekian, anunció en febrero el listado en la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés) de Corporación América Airports. Es decir, de la división que controla los aeropuertos en Argentina y en otras 18 terminales aéreas internacionales.

El desembarco de Telefónica Móviles y Movistar en ese mercado bursátil y en la Bolsa porteña le permitirá obtener fondos para reinvertir en el crecimiento y desarrollo de sus operaciones en tiempos en los cuales necesitará de ayuda para competir con la fusión de Telecom y Cablevisión. Así estará preparada para disputar negocios en un mercado de las telecomunicaciones que va camino a un fuerte proceso de desregulación.

Desde Telefónica consideran a Movistar como la compañía líder en operaciones móviles del país, con casi 17 millones de clientes y con inversiones que para este año llegarán a los $14.000 millones destinadas a la ampliación de sus redes y al lanzamiento de nuevos servicios.

Para el 2019 planea nuevas inversiones por $18.000 millones, una cifra similar a la que estima el 2020. La mayor parte de estos fondos se orientarán a transformar su red fija en una red de video, sus negocios digitales y el despliegue de la red 4G.

Los montos responden al valor que desde España le dan a los negocios de su dependencia Argentina que, en la nueva estructura organizativa global, ha sumado importancia siendo cabecera de la flamante filial Hispam Sur, que también engloba a Chile, Perú y Uruguay.

SECCIÓN Tecnología
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR