Actualidad

Vacío y abandonado, así está por dentro el "lujoso" triplex por el que condenaron a Lula da Silva

17-04-2018 El departamento con vistas al mar ubicado en lo alto del edificio Solaris en el balneario de Guarujá, fue tomado por militantes. Mirá las imágenes
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Una pileta verde, llena de algas y mugre, y un departamento de 215 m² vacío, con un horno y una enorme heladera aún para estrenar y colchones todavía envueltos en plásticos en las distintas habitaciones.

Así luce hoy en día el famoso triplex por el que el expresidente brasileño y candidato favorito Luiz Inacio Lula da Silva fue condenado a 12 años de cárcel.

El departamento con vistas al mar -ubicado en lo alto del edificio Solaris en el balneario de Guarujá, cerca de San Pablo-, fue tomado este lunes por militantes de izquierda para exigir la liberación de Lula.

En enero pasado, el juez Sergio Moro ordenó subastar el triplex y entregar el dinero recaudado a la "víctima del proceso", es decir a la empresa Petrobras.

Según la sentencia, Lula fue condenado por haber aceptado de la empresa constructora OAS un soborno de 3,7 millones de reales (algo más de u$s1,1 millones) en forma de un departamento de tres pisos y de costosas reformas efectuadas en la vivienda a cambio de contratos con Petrobras en los que hubo sobreprecios del 50%.

Las obras incluyeron la instalación de un ascensor y costaron unos 777 000 mil reales, a los que se sumaron otros 320 000 reales en muebles y electrodomésticos.

En el primer piso hay un amplio living comedor, un balcón con vista al mar, una cocina y una habitación para el servicio doméstico.

En la segunda planta, se encuentra una suite principal y dos piezas más.

Ya en el último nivel, una pileta, un sauna, un comedor y una sala de reuniones.

Lula niega que ese departamento sea suyo y considera su condena "sin pruebas" como parte de un complot de las élites para que no pueda volver al poder.

SECCIÓN Actualidad