NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Vinos & Bodegas

Adelanto: así­ es el plan que desarrolló Viña Las Perdices para producir vinos en el Valle de Uco

Adelanto: así­ es el plan que desarrolló Viña Las Perdices para producir vinos en el Valle de Uco

La bodega, reconocida desde hace años por sus vinos de Agrelo, lanzará una línea de ejemplares de La Consulta, Gualtallary, Altamira y Vista Flores 

Por Juan Diego Wasilevsky - Enviado especial a Mendoza
19.04.2018 23.12hs Vinos & Bodegas

Cuando se habla de Viña Las Perdices, automáticamente la mente se posiciona en Agrelo, Luján de Cuyo, donde poseen casi 100 hectáreas plantadas con 17 variedades diferentes. 

Allí­, además, tienen emplazada la bodega de donde mayormente salen los casi 2 millones de litros repartidos entre sus 40 etiquetas que están presentes en el mercado local. 

De perfil más bien clásico, Viña Las Perdices se caracteriza por alumbrar vinos nobles, definitivamente prolijos y con una relación calidad-precio difí­cil de igualar. Esto les permitió ganar en escala y crecer sobre bases sólidas. 

Sin embargo, en la bodega también hay espacio para la experimentación. Su Malbec elaborado estilo ice wine, su gran Albariño o su espumante sobre borras que se degí¼ella durante el servicio son ejemplos de una búsqueda. 

Y buena parte de esa búsqueda pasará a tener un hilo conductor: la bodega, comandada por Juan Carlos Muñoz, está dándole cohesión a todas aquellas etiquetas que salen un poco de lo común y pasarán a estar integradas bajo el paraguas bautizado "Exploración geográfica". 

Bajo dicha lí­nea se encolumnarán etiquetas que hoy están presentes en el mercado y que, ya sea por técnicas de vinificación o por utilizar variedades no tradicionales, escapan un poco de la media, como el mencionado Malbec Ice o el Albariño, así­ como su nuevo Riesling o el Ala Colorada Ancellotta. 

Pero también, será la "vitrina" en la que comenzarán a presentar los nuevos integrantes que la bodega está empezando a elaborar en Valle de Uco, su nueva zona geográfica de exploración. 

El primer ejemplar de esa región de Mendoza será un Malbec de Altamira, que se presentará en el mercado interno cerca del mes de junio y que tendrá un precio estimado de entre $450 y $500. 

"La idea es avanzar en Valle de Uco y lo estamos haciendo. Sentí­amos que el portfolio nuestro era bastante clásico, pero Carlos tiene esa rebeldí­a de probar todo y de investigar y por eso sentimos que la lí­nea Exploración nos va a permitir jugar un poco más. De hecho, tampoco descartamos el dí­a de mañana producir en otras regiones del paí­s", adelantó Aní­bal Marí­n, gerente comercial de la bodega. 

El enólogo Fernando Losilla, en tanto, señaló que hace unos cuatro años, la bodega comenzó a seleccionar un grupo de productores para comprarles uva en el Valle de Uco, hasta que dieron con fincas de altí­sima calidad en diversos puntos de esa región. 

"Son todos pequeñí­simos productores que tienen parcelas de no más de ocho hectáreas, con un potencial terrible desde lo enológico", acotó. 

Muñoz agregó que "los productores que empezaron vendiéndonos uva en un principio son los mismos con los que seguimos trabajando. Son minifundios con vides de hasta 40 años de antigí¼edad, todos espalderos bajos y con riego por mano. La verdad que es muy interesante lo que fuimos encontrando". 

El primer vino que elaboraron fue un Malbec cosecha 2016 de Paraje Altamira. Pero también están produciendo pequeñas partidas de Malbec de las principales zonas, como La Consulta, Gualtallary y Vista Flores. Además, vienen trabajando con Cabernet Sauvignon. 

Losilla señaló que "por cuestiones logí­sticas no podí­amos transportar la uva 100 kilómetros hasta Agrelo. Por eso decidimos alquilar capacidad en una bodega bien ubicada y con buena tecnologí­a para elaborar directamente allí­. Esto, sumado al trabajo que estamos haciendo con los productores, marca el puntapié inicial para desarrollar vinos de terruño de altí­sima calidad y es un proyecto que realmente no tiene techo". 

Acto seguido, detalló que constantemente visitan las fincas y les hacen un seguimiento muy cuidado. Sin embargo, Muñoz se encargó de dejar en claro que hay un sentido de "laissez faire": "No necesitamos interferir mucho. La mayorí­a de estos productores hace décadas que vienen haciendo lo mismo y lo hacen muy bien. A medida que pasaron los años, fuimos estableciendo una relación y hoy hay más que una cuestión laboral". 

Es pleno mediodí­a sobre Agrelo y Muñoz, sentado en un gran salón donde en breve estará la recepción para turistas, agregó que "el potencial de los nuevos viñedos con los que estamos trabajando es enorme".

"Hemos encontrado un nicho para hacer vinos muy interesantes", completó. 

Mientras que dos de los ejemplares de más alta gama de Viña Las Perdices, como Tinamú y Reserva Don Juan, tienen en la madera un gran protagonista, la nueva lí­nea promete mayor expresión de la fruta y un pulso un poco más vibrante, de la mano de una acidez más natural. 

"Para los vinos del Valle de Uco estamos implementando otro concepto. Las maderas, por ejemplo, tienen menor nivel de tostado, para así­ mostrar más la zona y la fruta", señaló. 

Como una suerte avant premiere, los enólogos mostraron al pequeño grupo de periodistas que visitó la bodega un Malbec de Paraje Altamira cosecha 2016 que formará parte de la familia "Exploración geográfica" y que estará saliendo a la venta en junio próximo, dejando así­ inaugurada la experiencia de Viña Las Perdices en Uco. 

Al degustarlo, definitivamente se palpa ese nuevo concepto que no se asocia tanto con el clásico estilo de los vinos que desde 2006 la bodega viene embotellando en Agrelo: hay fruta roja y toques florales pero, por sobre todo, mucha delicadeza y pureza de aromas, con algunas notas de cacao muy pero muy sutiles. Se percibe un avance apenas tenso, con taninos un poco apretados y una deliciosa textura, apenas rugosa, pero siempre cuidando la fluidez, para luego cerrar con un pulso fresco y seco que dejará una sensación ligera en el paladar.

Todos términos que no se podrí­an asociar tanto con los nobles, jugosos y ricos vinos que hacen en Agrelo. Es otro concepto, una nueva ventana por la cual se metió este enólogo inquieto y que (conociendo su espí­ritu innovador) difí­cilmente aplaque su búsqueda por alumbrar cosas nuevas. 

Más sobre Vinos & Bodegas
Te puede interesar
Zoom Recomendadas