NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Autos

Renault Captur, "ni tan chico ni tan grande", a tono con la revolución de los SUV

Renault Captur, "ni tan chico ni tan grande", a tono con la revolución de los SUV

Pusimos a prueba uno de los últimos modelos de la marca lanzados en la Argentina, el que más rápido creció en ventas y se motivó para ampliar la oferta


Por Guillermina Fossati
02.05.2018 07.04hs Autos

El crecimiento en ventas de los SUV es un fenómeno ya consolidado en la Argentina y es un hecho que ganan terrero a otros modelos, los cuales están perdiendo participación de mercado, como es el caso de los sedán medianos.

Este cambio fue acompañado por una reestructuración en los portfolios de productos de las marcas y por nuevas estrategias de ventas.

Una de las últimas novedades fue que, a las categorí­as tradicionales que se diferenciaban por tamaño (chicos, medianos y grandes), se sumaron nuevos sub-segmentos.

Se trata de las marcas que apostaron a los modelos "ni tan chicos ni tan grandes", como el es caso del Renault Captur.

Su éxito radica en que lograron captar a los clientes que no llegan al SUV mediano, como un Hyundai Tucson o Toyota RAV4, pero que quieren algo que sea un poquito más importante que un Ford Ecosport, Renault Duster o Chevrolet Tracker.

Así­, tras la pionera que fue la Honda HR-V, el Captur del rombo se convirtió en una de las propuestas más exitosas del mercado, desarrollado por la marca para Latinoamérica.

El crecimiento en ventas de este modelo lo dice todo: en el primer trimestre de 2018 aumentó sus patentamientos 69%, contribuyendo  a llevar a la marca a posicionarse como la segunda en ventas del mercado total, después de Volkswagen.

Así­ se ubica a pocos pasos del Duster, que fue históricamente uno de los productos lí­deres entre los SUV chicos.

El éxito del Captur se debe también a otros factores, como por ejemplo la imagen. Tan solo a simple vista, cautiva el diseño rupturista, el cual se sale de todos los moldes de lo conocido en la historia del rombo.

En iProfesional probamos la versión con motor 1.6L de 115cv y caja CVT. Es justamente el último lanzamiento de la marca para completar la gama, y de allí­ sacamos varias conclusiones.

Arrancando por el exterior, el Captur es un modelo que gusta. Es diferente y logo del rombo en el frontal totalmente diferente a lo conocido se hace notar.

Además más allá del clásico Duster, y descontando el nuevo Koleos que es muy superior en precio, el Captur es un SUV con identidad propia y con un precio a medida.

El tamaño es justo para quienes buscan un modelo cómodo para el uso familiar y al mismo tiempo práctico para desplazarse, una de sus virtudes.

Mide 4,33 metros de largo; 1,81 metros de ancho; 1,61 metros de alto; 2,67 metros de distancia entre ejes y el espacio del baúl con una capacidad de 437 litros. El despeje de suelo, elemento que distingue a estos vehí­culos por ser más altos que los autos de pasajeros, es de 212 mm.

Otro dato diferenciador desde el exterior es su pintura bitono. El Captur se ofrece en diferentes combinaciones de colores que le dan exclusividad, una tendencia que cada vez más arriesgan las marcas con algún modelo que buscan diferenciar.



En cuanto al interior, es un auto sobrio, justo, sin demasiado lujo. Tiene una pantalla táctil imponente, con un nuevo tablero en el cual se destaca el óvalo con un velocí­metro digital y dos satélites en forma de medialuna en cada lado, donde se muestran las revoluciones del motor y el indicador de combustible en modo analógico.

Por encima se encuentra la computadora de a bordo.

Tiene nuevo volante que integra los comandos para el control de velocidad crucero, limitador de velocidad y el mando a distancia del centro multimedia MediaNav.

Su posición de manejo más elevada lo hace también un vehí­culo con buena visibilidad para desplazarse sin problemas, aunque cuesta encontrar la posición ideal.

En cuanto a la motorización, la versión 1.6L no es de los mejores para quien busca adrenalina en el manejo, pero es justa para un andar tranquilo en la ciudad o una escapada a la ruta.

El mismo motor se ofrece con caja manual, además de las opciones Zen e Intens con motor 2.0L de 143cv, ambas con caja manual de sexta.

Pero la nueva caja CVT ha sido una gran decisión de la marca. Su mecánica es de gran nivel para un auto de este segmento, y la elección de las transmisiones automáticas están ganando la partida, por lo cual para Renault, es un punto a favor que le permite pelear mano a mano con los principales rivales.

De esta manera, entre el nuevo motor y caja, combinado con una estética que resulta atractiva y rupturista, el Captur tiene gran chance de ganar el segmento o convertirse en uno de los lí­deres de los modelos "ni tan chicos, ni tan grandes".

Te puede interesar
Zoom Recomendadas