Finanzas

Por la corrida cambiaria, las cuotas de los créditos UVA están subiendo más que los salarios

18-05-2018 El problema es que en la Argentina se venden propiedades en dólares, pero los préstamos se toman en pesos, advirtió la Cámara Inmobiliaria. La inflación subió 9,6% en el primer cuatrimestre, más de la mitad de la meta anual del Gobierno y de los acuerdos que se cerraron en paritarias
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El economista Matías Tombolini, presidente del Consejo Económico y Social de la Ciudad de Buenos Aires (CESBA), advirtió que por la crisis del dólar las cuotas de los créditos UVA están "subiendo más rápido que los sueldos de los trabajadores".

"Con una tasa al 40% y la moneda nacional a $24,80, se freezaron las operaciones inmobiliarias", afirmó Tombolini al exponer en el congreso ExpoConstruir. Es que el peso se devaluó más del 10% en los últimos días y la casa propia -valuada en dólar- ahora queda un poco más lejos de los bolsillos de los trabajadores.

"De la mano del crédito hipotecario, hasta abril la construcción era uno de los sectores que mostraba los mejores indicadores de la Economía, pero hoy se estancó", aseguró Tombolini.

Desde la Cámara Inmobiliaria destacaron: "Por lo sucedido en los últimos días se empezó a observar operaciones que no se podrán concretar y que habrá que comenzar nuevamente el proceso. Estas operaciones significan un 20% de las que estaban en tratativas. Un problema clave que podría ser evitado es cómo se expresa el valor de una vivienda en nuestro país ya que hoy tasamos, ofertamos y vendemos propiedades en dólares; pero tomamos un crédito en pesos y lo pagamos en UVA y hoy está demostrado que el mercado lo aceptó. Es muy importante que eso suceda porque si desde el cero hubiésemos implementado la concreción en una unidad de valor aceptada, hoy no estaríamos pasando por esta problemática".

Pero la crisis cambiaria no es el único problema de los créditos hipotecarios UVA, sino también la suba de la inflación que se produjo en los primeros cuatro meses del año.

Estos préstamos se indexan en función de la evolución de los precios y no sólo afectan las cuotas sino también impactan en el capital.

La inflación acumulada en el primer cuatrimestre, según datos oficiales, llegó un 9,6% y así se consumió más de la mitad de la meta que calculó el Gobierno para este año, frente a un valor del 20% al 25% que proyectan las principales consultoras privadas.

Sin embargo, la mayoría de los acuerdos salariales cerraron este año respetando el "techo" del 15% impuesto por la gestión de Cambiemos.

El presidente del CESBA advirtió que las cuotas de los créditos UVA están subiendo más rápido que los sueldos de los trabajadores.

Señaló que otro de los efectos de la crisis fue la suba en el precio de las propiedades: "Este año se disparó el valor del metro cuadrado en dólares, si antes de la crisis cambiaria el salario real estaba ganándole a la inflación, ahora los sueldos en pesos quedaron estancados".

El excandidato a legislador massista en la Ciudad de Buenos Aires explicó que los que hoy realicen una operación de compraventa en el mercado inmobiliario "deberían sentarse a acordar un dólar de referencia".

Al finalizar la conferencia, el economista adelantó sus perspectivas para este 2018: un déficit fiscal primario de 2,7%; 1,8% de PBI; 26,8% de inflación y un tipo de cambio a 27,5 pesos.

El CESBA, que encabeza Tombolini, es un órgano consultivo integrado por 26 consejeros que maneja un presupuesto propio y que tiene por objetivo constituirse como un ámbito de debate, en donde se armonicen los intereses de las distintas organizaciones y se alcancen acuerdos para mejorar la calidad de vida de los porteños.

SECCIÓN Finanzas
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR