Management

Por cierre y más de 700 despidos, toman el ingenio más antiguo del país

05-06-2018 Se trata del tradicional Ingenio San Isidro, ubicado en la provincia de Salta. La multinacional peruana Grupo Gloria decidió darlo de baja en enero 
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Los obreros del ingenio San Isidro definieron tomar la compañía tras el cierre de la firma salteña y más de 700 despidos en los últimos meses. 

Manifestaron su "irrevocable decisión de defender" sus fuentes de ingresos y trabajo, ante "el silencio de los directivos de la empresa y la pasividad cómplice de las autoridades provinciales y nacionales", según lo definió Mariano Cuenca, secretario general del Sindicato de Obreros y Empleados del Azúcar San Isidro (Soeasi) en declaraciones relevadas por Infogremiales.

Los trabajadores ingresaron a la planta ubicada en la localidad salteña de Campo Santo, a 50 kilómetros de la capital salteña, y comenzaron a ordenar el lugar "porque ya se agotaron los tiempos de espera".

Se trata del ingenio más antiguo del país y uno de los principales complejos productivos de la región, que fue cerrado en enero pasado, sin aviso previo, por el grupo multinacional de origen peruano Grupo Gloria.

Cuenca agregó que, "siempre buscamos el diálogo con los responsables de la empresa y con los gobiernos nacional y provincial para lograr una salida conveniente para todos, pero no fuimos escuchados". Y recordó que ante la decisión del grupo Gloria de "no vender ni arrendar" para poder comenzar la zafra 2018, "presentamos en la Legislatura salteña un proyecto de expropiación basado en leyes preexistentes y vigentes en la provincia, que no se tomó en cuenta".

En este sentido, detalló que "una expropiación por parte del gobierno provincial no representaría un gasto para el erario público, ya que los costos estarían a cargo de los inversores".

Cuenca advirtió que "no solamente estaremos aquí, sino, a través de la solidaridad ya demostrada del movimiento obrero salteño, de organizaciones sociales y políticas, y de la mayoría de la población salteña, estaremos en las calles de la capital provincial, en las rutas que conectan a las distintas ciudades y poblaciones, para que no nos conviertan en pueblos fantasmas con millares de pobladores expulsados de sus trabajos, de sus tierras y de nuestra provincia".

El ingenio San Isidro, fundado en 1760, anunció en enero pasado el cese de sus actividades y el inicio de un Procedimiento Preventivo de Crisis (PPC) por razones de orden económico, financiero y laboral, y aseguró que mientras duraba el proceso los 730 trabajadores iban a cobrar sus haberes sin concurrir a cumplir con sus tareas laborales.

SECCIÓN Management
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR