NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Economía

La ruta del dólar: cuáles son los "ocho tips" que van a definir su precio y por qué el Gobierno cree que se estabilizará

El programa del Banco Central para llegar al 20-J, dí­a en el que arrancará la subasta de dólares del FMI

En el Banco Central creen que la presión alcista sobre la divisa es circunstancial. Los funcionarios apuestan a dos hechos que aportarán una mayor estabilidad a la cotización. ¿Por qué interviene si apoya la libre flotación? El mercado no termina de decodificar su estrategia. Lo que viene

Por Leandro Gabin
14.06.2018 06.02hs Economía

Los vaivenes de la economí­a argentina y los cambios que se dan en el plano financiero internacional propician un mercado local sumamente volátil, que tiene como gran protagonista al dólar.

Por lo pronto, ya han comenzado a conocerse los detalles sobre cómo va a instrumentarse el ingreso de divisas que el paí­s recibirá tras el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Este miércoles, el Ministerio de Finanzas confirmó el adelanto exclusivo de iProfesional acerca del manejo que hará Luis Caputo de los u$s7.500 millones que arribarán como parte del primer tramo de desembolsos, por un total de u$s15.000 millones.

Concretamente, esos dólares llegarán el 20 o 21 de junio y van a ser volcados al mercado a través de subastas que realizará el Banco Central.

"El programa consistirá en ventas diarias preanunciadas que se van a ejecutar a través de un mecanismo de subastas realizadas por el BCRA, a solicitud del Tesoro", indicaron desde la entidad.

¿Cómo será el paso a paso? Tal como anticipara iProfesional:

1.- Esos billetes no se venderán de manera directa en el mercado cambiario (MULC) donde diariamente operan quienes compran y venden divisas

2.- Se comercializarán por fuera de esa plaza y, en consecuencia, esto hará que las transacciones no impacten directamente en la rueda del dólar, que seguirá su recorrido en paralelo

3.- Estas subastas dotarán al sistema de mayor liquidez, ya que quienes quieran adquirirlos tendrán que participar de la licitación oficial en lugar de ir a buscarlos al mercado cambiario

4.- El cronograma de cómo y cuándo se harán las subastas es sobre lo que está trabajando ahora mismo el Banco Central

5.- Caputo le pedirá a Sturzenegger que le consiga una determinada cantidad de pesos por mes, según sus necesidades de caja

6.- Sturzenegger será el encargado de determinar en cuántas operaciones conseguirá esos fondos en moneda local

7.- Esto puede dar lugar a varias subastas mensuales, dependiendo de las necesidades del Tesoro

8.- Las necesidades de caja de Caputo serán las que determinen también los montos de cada una de las licitaciones

La resolución de algunos detalles llegará con el correr de los dí­as, habida cuenta de que todaví­a falta para que ingresen los dólares del FMI. De todas formas, se descarta la coordinación entre Finanzas y BCRA en el sentido del timing de la venta de billetes.

Obviamente, las divisas que se comercializarán no van a estar a un precio muy distinto que el de mercado. Por eso, un punto clave será que el tipo de cambio tenga cierta estabilidad en los dí­as previos a una subasta.

Para muchos operadores de la City, esto es lo que explica la estrategia de Sturzenegger, post acuerdo con el Fondo: tras dejar de ofrecer a diario un "paquete" de u$s5.000 millones (a $25), el billete se movió hacia arriba y demandó la intervención oficial.

No del Banco Nación -que vení­a abasteciendo al mercado- sino del propio Banco Central que, en las últimas dos jornadas, soltó cerca de u$s800 millones (gran parte el martes).

Alineación y "balanceo"
A la hora de indagar sobre lo sucedido en el plano cambiario en estos últimos dí­as, desde Reconquista 266 hacen referencia a un mercado "desbalanceado" que habí­a que corregir.

Desde el entorno de Sturzenegger señalan que la explicación a la fuerte intervención del martes (cuando se vendieron u$s695 millones) hay que buscarla en lo sucedido el dí­a previo.

Concretamente:

- El lunes hubo una operación sobre el final de la rueda que tuvo la fuerza suficiente como para disparar el valor del billete, a raí­z de un mercado que presentaba muy poca liquidez.

- Esa jornada, el billete mayorista habí­a cerrado a $26, marcando un salto de setenta centavos.

- En el arranque del martes, la mesa de dinero que comanda Sturzenegger y Demian Reidel (el vice segundo del Central) decidieron salir a abastecer al mercado, al advertir que la tónica iba a ser similar a la de la jornada anterior

- Los funcionarios tomaron la decisión de vender u$s695 millones (con un volumen total de u$s1.103 M), lo que hizo que el dólar experimentara una baja de veinticinco centavo y cerrara a $25,75.

- La pelí­cula del miércoles volvió a ser parecida a la del lunes: por la escasa liquidez, el BCRA tuvo que desprenderse de casi u$s100 millones para que el billete no se fuera otra vez por arriba de los $26.

- Si bien subió veinticinco centavos, no superó los $26 del cierre, más allá de que haya tocado los $26,40 en algún momento de la jornada

FMI y campo, la apuesta del BCRA
Desde el Banco Central revelan a iProfesional que la intervención no sólo responde a dotar de una mayor liquidez a la plaza cambiaria.

Más bien, se debe a que no ve "deseable" que el precio del dólar suba demasiado en momentos en que el mercado está empezando a digerir la letra chica del paquete con el FMI.

¿Cuál es el plan de Sturzenegger hacia adelante? Básicamente, la de colocar una nueva barrera (no explí­cita) a la suba hasta ver cómo reaccionan los inversores ante el desembolso del organismo de crédito.

Según pudo saber iProfesional, apuesta a una disminución de la presión alcista durante los próximos dí­as, en los que la oferta de dólares provenientes del sector rural tendrá un rol fundamental.

La Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC) prevén que se liquidarán cerca de u$s4.000 millones. Ambas entidades representan un tercio de las exportaciones argentinas.

El banquero central cree que este ingreso por parte del sector rural más las divisas que llegarán del FMI permitirá estabilizar la situación del dólar en el corto plazo.

Hay algo que juega en contra en su plan: el panorama internacional. Este miércoles la Reserva Federal de EE.UU. (FED) subió las tasas a 2%. Para peor, tuvo un mensaje pesimista, ya que dejó la puerta abierta para un aumento mayor al estimado.

Ante la pregunta de qué tan grande será el ingreso de fondos de los inversores internacionales en los paí­ses emergentes (Argentina incluida) desde la City responden que todo dependerá del recorrido que ellos imaginan para la tasa.

Con todo, desde el Central repiten que seguirán interviniendo cuando sea necesario y que no hay limitación del Fondo en este sentido.

"Sólo tenemos un objetivo a cumplir en cuanto a reservas, un piso que hay que mantener", dicen desde el BCRA. Y añaden: "saben que la flotación es un sistema que nosotros también apoyamos y que permite intervenciones ocasionales en circunstancias especí­ficas".

El mercado sigue desconfiado
Sin embargo, en el mercado financiero no están del todo convencidos sobre la polí­tica de intervención oficial. De hecho, no son pocos los que hablan de "confusión" y de un manejo "poco claro".

"El Banco Central no sólo está inyectando liquidez, sino que está bajando el precio del dólar a propósito. De flotación, esto tiene poco y nada", dice el jefe de una mesa de dinero extranjera.

En su visión, es la propia forma de operar que tiene la entidad monetaria la que genera incertidumbre.

"Un dí­a vende para sostener el precio del dólar. Después lo deja correr. Luego intenta ponerle un techo. Más tarde lo saca. No se entiende nada. Parece manejado por amateurs", dispara.

Desde otra entidad privada también muestran su malestar por este comportamiento errático: "No hay un rumbo claro ni una estrategia de fondo. Todo es prueba y error".

"Sobre el cierre del lunes, una sola orden de compra de 150 millones disparó el precio del billete 50 centavos. Al dí­a siguiente los funcionarios sobreactuaron vendiendo u$s700 millones, pero sólo para compensar el haberse dormido el dí­a anterior", reclama.

En coincidencia con lo que muchos de sus colegas opinan, el directivo de la entidad concluye: "Nadie tiene idea hacia dónde van, y hasta creo que ellos tampoco".

Más sobre Economía
Te puede interesar
Zoom Recomendadas