NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Finanzas

¿Cómo piensa Luis "Toto" Caputo, la última carta de Macri para recuperar la confianza del mercado?

¿Cómo piensa Caputo, la última carta de Macri para recuperar la confianza del mercado?

La apuesta presidencial es que se estabilice el dólar y los bonos con el funcionario mejor visto por los inversores. Pero si bien la reacción inicial podría ser positiva, el mercado seguirá cauto y con tensión. Será clave el armado del nuevo directorio del Central que acompañe al ex Finanzas

Por Leandro Gabin
15.06.2018 00.10hs Finanzas

Maurico Macri escuchó al mercado y actuó en consecuencia: Federico Sturzenegger ya sufrí­a de una alta desconfianza que, para el mundo inversor, resulta letal.

Sus erráticas intervenciones en la plaza cambiaria enfurecí­an al Palacio de Hacienda y a la Jefatura de Gabinete.

Esto, sumado al incumplimiento de las metas de inflación (que el mismo BCRA se habí­a impuesto) y a la desconfianza de buena parte del "ala polí­tica" terminó por eyectarlo del cargo.

El ahora ex titular del Central reconoció en su carta de renuncia dirigida al Presidente que su credibilidad se habí­a deteriorado notablemente. 

La respuesta de Macri no tardó en llegar: designó en su lugar al hombre más respetado por el mercado financiero, con la clara finalidad de que el BCRA recupere la confianza perdida.

En rigor de verdad, Luis "Toto" Caputo no es un banquero central. Nunca lo fue. El ex Deutsche Bank es 100% trader.

Se hizo de un nombre intachable en el mercado a partir de su notable habilidad para elegir qué activo comprar o vender y el momento ideal para hacerlo.

"Pokerear" a los inversores que estaban del otro lado del mostrador es lo que mejor sabe hacer.

El talento de Caputo es indiscutido en este campo pero, para el Presidente, su nombre representa más que eso: es la última carta que tiene para recuperar la confianza perdida.

El ahora titular del Banco Central es un viejo conocido en los circuitos financieros internacionales.

Hasta hace poco pudo conseguirle a Macri los dólares que este último necesita para pagar el gradualismo fiscal. Antes de eso, fue clave en la resolución del juicio por la deuda.

Por su eficiencia, Caputo es considerado el "Messi" del equipo económico.

Es el primo-hermano del mejor amigo del jefe de Estado, Nicolás Caputo, todos con pasado en el colegio Cardenal Newman.

Tras el desplazamiento de Sturzenegger, se cree que el mercado tomará positivamente el ascenso de "Toto".

"Al menos, podrá ayudar para estabilizar al dólar y detener la sangrí­a que estamos viendo con los bonos afuera", señala a iProfesional el ejecutivo el ejecutivo de una boutique financiero que opera en el exterior.

Este directivo está convencido de que, en momentos de alta turbulencia, "cualquier cambio es mejor al hecho de no reaccionar y quedar como estábamos".

En el mercado se cree que el dólar abrirá menos presionado y que habrá un repunte de los bonos. Pero que sólo se ganará tiempo, tan solo eso.

En otras palabras, que habrá que dejar pasar un largo perí­odo antes de poder determinar si el Gobierno pudo finalmente revertir la desconfianza inversora.

Hasta que eso ocurra, la palabra volatilidad aparecerá varias veces en cualquier informe financiero. En este sentido, este jueves hubo un fuerte desplome de los tí­tulos públicos en Nueva York, de hasta un 4,60%.

Como si esto fuese poco, se dispararon los seguros "anti-default" contra la Argentina, a 410 puntos. En la jerga financiera se los conocen como Credit Default Swap (CDS) y les permiten a los inversores cubrirse ante incumplimientos.

En el terreno de los bonos, el mayor derrape lo tuvo el Bonar 2025. Se trata de un tí­tulo en dólares bajo legislación argentina.

Su desplome, del 4,66%, fue seguido por el del Global 2048 (ley Nueva York), cuya baja fue del 3,68%.

El clima de incertidumbre llevó a que los tí­tulos albicelestes tengan que pagar tasas de hasta casi 9% para poder seducir a inversores.

En tanto, el llamado "bono del siglo" (a 100 años) pasó a rendir 8,90% y su precio quedó muy cerca de perforar los u$s80 por cada lámina de 100.

El riesgo paí­s acompañó obviamente el derrape de la deuda argentina: trepó a 539 unidades, cifra que significó un alza del 6,30% en apenas un dí­a.

¿Cómo piensa Caputo?
El ahora número uno del Banco Central fue uno de los que convenció a Macri de que habí­a que pedirle plata al FMI. "Hay que tenerle respeto a los mercados", suele pregonar "Toto".

Ejemplo de ello fue su propia reacción al detectar que el clima internacional se estaba complicado para la Argentina: en enero consiguió u$s9.000 millones de financiamiento. Es decir, antes de que subieran las tasas en los Estados Unidos.

Más acá en el tiempo, hizo una jugada magistral cuando emitió bonos en pesos por el equivalente a u$s3.000 millones en forma casi directa a Templeton.

Fue a mediados del mes pasado cuando, en plena disparada del dólar, Caputo organizó esa emisión para mostrar que el paí­s tení­a acceso al crédito.

"Conseguir financiamiento en el peor dí­a de los mercados globales es un voto de confianza para el presidente Macri y la economí­a", dijo Caputo, mostrando que tiene la camiseta bien puesta.

El ex Finanzas es más proclive a tener una visión de mercado. Es decir, es partidario de que si el dólar está atrasado hay que dejarlo correr. Cree que no es conveniente que se atrase.

Claro que estos postulados se pondrán a prueba cuando esté sentado en el directorio y tenga que manejar la abundante mesa de dinero oficial.

No obstante, sabe que al Tesoro le sirve un tipo de cambio competitivo en este nuevo esquema en el que deberá vender los dólares del Fondo para pagar el gasto público.

Será clave con quiénes se termine juntando Caputo, luego de la salida de del directorio de Sturzenegger.

La mesa chica desaparece (Demian Reidel, Mariano Flores Vidal y Agustí­n Collazo) y el único sobreviviente es Lucas Llach, que seguirá como vice.

Se especulaba con el reingreso de Vladimir Werning, un ex JP Morgan, quien quedó afuera en el rearmado de la Jefatura de Gabinete pero que tiene buenos lazos con Quintana y Lopetegui.

Otro que suena es Pedro Lacoste, ex Central que estuvo con Alfonso Prat Gay en Hacienda.

La lista también incluirí­a a otros ex banqueros de inversión, hombres de confianza de Caputo en este barco en el medio la tormenta.

Te puede interesar
Zoom Recomendadas