Recreo

Asato, una experiencia de sushi fusión que sorprende paso a paso

10-07-2018 A través de combinaciones únicas y una identidad inigualable, lograron ubicarse en lo más alto de la gastronomía porteña       
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

De afuera, Asato se asemeja a un restaurante típico de barrio. Está ubicado en una esquina de Olivos, tiene unas pocas mesas y seis asientos en la barra; es un ambiente cálido y acogedor, y la decoración es temática, pero no exagerada.

Roy Asato, el hombre detrás de esta maravilla, explica cómo fueron los primeros tiempos del local. En sus inicios fue un restaurante barrial al cual iba, en su mayoría, gente que vivía cerca, aunque es un aspecto que cambió en los últimos años. ¿Por qué? La excelencia e innovación de la cocina que ofrecen no pudo mantenerse en secreto y comenzó a hacerlo cada vez más conocido.

Descendiente de japoneses, el chef empezó su formación en Sensei junto a Pablo Nohara, a quien llama su gurú. "Sabía que si me formaba con él iba a tener un gran currículum y tenía grandes chances de ser muy bueno", explica, sentado en una de las mesas, mientras saluda a varios de los clientes que ingresan ansiosos por degustar sus creaciones.

Roy no solo llegó a ser excelente en lo que hace sino que, en mi opinión, es uno de los mejores. Sentada en la barra, pude observar cómo crea cada plato con tanta paciencia, dedicación y preocupación por los detalles que impresiona.

Su interpretación del sushi es única y diferente de todo lo que hay en la escena local. Una de los principales motivos es el compromiso real que tiene con el producto que ofrece, dado que constantemente busca reinventarlo sin perder las técnicas, los sabores y equilibrios del original.

En Buenos Aires, muchos de los restaurantes que ofrecen sushi están más comprometidos con generar ingresos que con ofrecer un producto de calidad y fiel a sus raíces, una característica que le quita su esencia a la tradicional comida japonesa.

Es muy difícil encontrar chefs como Roy, que va todas las semanas al mercado y evalúa personalmente cuáles son los pescados en mejores condiciones. "Hay varias cosas en las que me fijo para asegurarme que el pescado esté óptimo, entre ellas que tenga brillo en los ojos y que, al hundir un dedo, la carne vuelva a su lugar, si queda hundida me doy cuenta de que está viejo", aclara el profesional. 

En Asato, pedir el formato omakase es casi obligatorio, ya que la clave está en quedar sorprendido con sus creaciones. Es un tipo de servicio- de origen Japones- por pasos, en el cual la persona especifica qué tiene ganas de comer y qué no, y en base a eso el chef elige qué servir; siempre con el menú y los ingredientes mencionados por el comensal como referencia.

Una experiencia sublime que permite probar sabores y combinaciones exquisitas y de las que no te vas a arrepentir. Fiel a las recomendaciones, opté por este servicio y cada paso fue mejor que el anterior. Es un placer sorprenderse con comida de tan alto nivel.

El primer plato fueron tiraditos de salmón con una espuma de maracuyá que se complementaban de manera excelente; la espuma aportaba sabor pero no era intensa y no tapaba el gusto del pescado. Más tarde, siguió un bowl de sashimis -cortes de pescado- decorado con flores y preparado con un nivel de detalle alucinante.

Para Roy, preocuparse por los detalles hace que se genere un vínculo especial con el comensal, ya que a través de ellos se percibe la dedicación que hay detrás de cada plato. Este paso demostraba el profundo compromiso con la calidad de los productos, dado que cada corte estaba exquisito y muy fresco. 

Luego, comenzaron a llegar los rolls y en ese momento pude comprender por qué Asato se ubica entre los mejores restaurantes de sushi fusión. Las combinaciones son arriesgadas y desafían constantemente al paladar pero, aún así, no dejan de tener equilibrio y fidelidad al producto original.

El Manhattan roll relleno de ebi furai -langostinos fritos-, palta y kiury cubierto en atún fresco, salsa gomaabura, lima, echalotes crocantes y shiso en polvo, fue una experiencia gastronómica que va a ser difícil de olvidar. Otros rolls sorprendentes fueron el Honey Chipottle, relleno de batatas glaseadas en naranja y fritas, phila, recubiertos con salmón gratinado en manteca de miel y chipotle ahumado, y el Tako, relleno con langostinos frescos, palta, philadelphia y cubierto en láminas de pulpo gratinadas en parmesano, crema de olivas y teriyaki.

Asato es la interpretación que Roy tiene del sushi y eso hace que sea un lugar tan especial. Cada creación tiene identidad propia y no se parece a nada de lo que ya conocés. Todo los platos son elaborados de forma artesanal con una dedicación remarcable.

Desde la presentación, hasta las combinaciones y las salsas, tiene un claro objetivo de ofrecer alimentos de manera innovadora, con productos frescos y combinaciones originales a aquellos que buscan disfrutar de una comida excepcional. Cada bocado es un viaje al paraíso gastronómico y la experiencia se disfruta de principio a fin. Salí con ganas de volver al día siguiente y esa sensación solo la pueden brindar aquellos que, como Asato, tienen un producto del más alto nivel.

Asato Sushi

Corrientes 584

Horarios: Lunes a Viernes de 12:00 a 15:00 hs y de 19:30 a 23:30 hs

Sabados  y Domingos de 19:30 a 23:30 hs

Reservas, Delivery y Take Away: 4711-1007/1004/1009

AMBIENTE: MUY BUENO

COMIDA: EXCELENTE

ATENCIÓN: EXCELENTE

IDEAL PARA: IR EN PAREJA/CON AMIGOS

SECCIÓN Recreo