Finanzas

Se va completando el rompecabezas en el Central: dos puestos por ocuparse y una potencial disputa política

12-07-2018 Desembarcó otro hombre del círculo íntimo de Luis Caputo en el directorio de la entidad. A fin de mes llegará Santiago Bausili, quien fuera su segundo en Finanzas. Se pelearían el último lugar en el directorio Jefatura de Gabinete y otra economista pedido por "Toto"
Por Leandro Gabin
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Se empieza a llenar el rompecabezas de lo que será la nueva conducción del Banco Central en la "era Caputo". Ayer llegó a la entidad otro hombre del círculo íntimo del nuevo presidente, Pablo Quirno, otrora Jefe de Gabinete de Finanzas.

Con la llega de este funcionario al Central, quien también militó en el JP Morgan, al directorio de la entidad le quedan actualmente dos lugares para ocuparse sobre un total de diez contando al presidente. Pero en realidad queda sólo una silla vacía por disputarse ya que a fin de mes dejará su cargo el actual secretario de Finanzas, Santiago Bausili, quien arribaría como vicepresidente segundo. 

En el mercado se habla de que ese último puesto vacante quedará en manos de Jefatura de Gabinete. La intención sería utilizarlo para tentar a algún economista de la oposición que pueda servir como ofrenda de paz entre el Gobierno y el peronismo.

El oficialismo ya había intentado llenar lugares en el Central cuando buscó colocarle un "veedor" a Federico Sturzenegger. En ese momento Guillermo Nielsen, por pedido de Miguel Angel Pichetto, iba a ingresar al Central mientras que la segunda candidata era Marina Dal Poggetto, quien trabajó para la campaña de Daniel Scioli desde la consultora que compartía junto a Miguel Bein.

Ahora, por el contrario, algunos creen que el macrismo guardará ese puesto hasta último momento. "No creo que sea una discusión ahora el tema de las vacantes en el BCRA. No hay riesgo de que no haya quórum en las reuniones de directorio, por lo tanto no se van a apurar", explicaba una fuente dentro del Central

"Además, los directores que quedaron no son precisamente del círculo duro de Sturzenegger. Con lo cual no creo que tengan problemas en adaptarse al nuevo esquema", agregó. 

De la "vieja guardia" quedaron Pablo Curat y Horacio Liendo (dos que no estaban "casados" con Sturzenegger), el abogado y actual Superintendente Fabián Zampone, y Enrique Szewach que venía del Banco Nación.

Nadie de ese pelotón se inmoló cuando Mauricio Macri le pidió la renuncia al ex BCRA. Pero algunos recalcularon. Por ejemplo, todavía está en el directorio Francisco "Paco" Gismondi, un defensor de las políticas de Sturzenegger quien amagó con irse pero que finalmente sigue ocupando su silla.

También se quedaron dos hombres, estos sí, muy ligados al ex Central como Mariano Flores Vidal (alter ego de Sturzenegger que maneja virtualmente el banco desde su cargo de Gerente General) y el Subgerente General de Operaciones, Agustín Collazo.

Este último comanda la mesa de dinero de la entidad y es el responsable material de las intervenciones en el mercado de cambios. Ambos se mantienen en el banco por pedido de Caputo para acomodar la "transición".

Es un hecho que el puesto de Flores Vidal quedará vacante más adelante. Permanece, entre otras razones, porque fue la cara visible del Central ante el FMI durante todo un mes cuando se negoció el acuerdo. 

La situación de Collazo es distinta. Ex operador de acciones en Morgan Stanley Nueva York, volvió al país de la mano de otro repatriado que se fue con Sturzenegger, el ex vice Demian Reidel.

Collazo junto a Flores Vidal forman parte del Consejo de Política Monetaria que decide el rumbo de las tasas de interés. Es un cónclave demasiado clave para que Caputo no tenga gente de confianza que le responda ciegamente. 

Por eso siguen sonando más nombres que podrían desembarcar en el Central como el ex asesor de Jefatura de Gabinete, Vladimir Werning. Señalado como el artífice intelectual de la baja de tasas y cambio de las metas el 28 de diciembre pasado.

Caputo lo quería incorporar al banco en forma inmediata pero problemas personales lo alejaron, por ahora, de esa posibilidad. Pero nadie descarta que Werning termine llegando al Central sea como director o como vicesegundo, candidatura que por ahora tiene a Bausili unas cuantas cabezas por delante. ¿Ocupará Caputo la última plaza o la dejará vacante para que Jefatura pueda utilizarla para negociar con la oposición? 

SECCIÓN Finanzas
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR