NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Autos

Hyundai reclama por el fin del impuesto interno pero advierte: "La crisis es el mejor momento para comprar un 0Km"

Según el CEO de Hyundai, "la crisis es el mejor momento para comprar un 0Km"

En una entrevista con iProfesional, el  CEO de la automotriz Ernesto Cavicchioli, explicó que en momentos recesivos, el gravamen debería ser suspendido

Por Guillermina Fossati
20.07.2018 07.10hs Autos

Hyundai lleva más de 20 años en la Argentina. Es una marca que llegó de manos de un importador cuando las coreanas recién empezaban a atravesar sus propias fronteras, y hoy está consolidada como una de las más importantes en el mercado.

Sus ventas atravesaron diferentes momentos hasta que la marca en sí­ misma se hizo fuerte en un paí­s donde, hasta hace algunas décadas, los modelos de ese origen tení­an algunos prejuicios.

Luego sobrevivieron a los vaivenes tí­picos de la economí­a de un paí­s cambiante, hasta que en 2016 empezó a transitar el camino de la recuperación cuando el Gobierno liberó las importaciones (que habí­a trabado el kirchnerismo) y eliminó la primera escala del impuesto interno que también impuso la ex Presidenta.

A partir de entonces comenzó nuevamente a apostar por las ventas internas con nuevos modelos, ampliaciones de gama y una oferta completa en el segmento que más crece, el de los SUVs.

Sin embargo, la última devaluación que se produjo en dos meses afectó nuevamente a la compañí­a, y hoy están luchando contra un dólar alto que incrementó notablemente el valor de sus vehí­culos, cotizados todos en esa moneda, y contra el impuesto interno que Cambiemos prometió eliminar pero que nunca sucedió, en su segunda escala, y afecta cada vez a más modelos.

En este escenario el CEO de la automotriz, Ernesto Cavicchioli, repasó con iProfesional cómo está la situación actual para las marcas importadoras y para Hyundai en particular.

- En poco más de dos meses el dólar pasó de $20 a tocar los $29, ¿con esta devaluación, cambiaron las estimaciones sobre la venta de 0km para este año?
Sí­, para el mercado general ya esta hablando de 850.000 unidades y en el caso de nuestra marca estaremos cerca de las 3.000 unidades cuando el plan original  era de unas 4.500 unidades.

- Desde que empezó la suba del dólar, ¿cuáles son los cambios que se dieron al momento de cerrar operaciones?
Se perciben varios efectos. El que está en pesos busca cerrar la operación para que el valor a cancelar no aumente. Quien está en dólares busca la mejor cotización de la divisa para vender y cancelar la operación. Son cosas lógicas en un contexto dominado por la alta volatilidad.

Desde nuestra marca hemos trabajado con dos grupos de bonificaciones. La primera fue un dolar "congelado" con motivo del mundial de fútbol del que fuimos partner FIFA . Mantuvimos el dólar a $20,50 durante la copa del mundo para el modelo Creta y funcionó muy bien.

Por otro lado seguimos ofreciendo un dólar diferencial para otras unidades que dependiendo de la cotización del oficial se trata de una bonificación del 10% promedio. Sin dudas la baja de la demanda hace que las automotrices reaccionen con promociones y considero que para el consumidor la crisis es el mejor momento de comprar un 0km.

- ¿Cuánto afecta con esta nueva cotización de la divisa la segunda escala del impuesto interno que aún está vigente?
- Afecta mucho. Siempre fui un gran crí­tico de este impuesto ya que produce grandes distorsiones y recauda muy poco. No se puede vivir en la incertidumbre de no saber si un bien sale un 25% más según sea o no alcanzado por un impuesto que tiene una base imponible en pesos en una economí­a donde el tipo de cambio pega saltos del 50% en 5 meses, con alta inflación.

En mi opinión el impuesto deberí­a ser suspendido, sobre todo en momentos recesivos como el que estamos viviendo. Lógicamente, si no se puede vender una unidad, el 25% adicional de cero es cero, pero si no lo tuviera y de esta manera si se vendiera, el estado se termina quedando con el 50% del valor pagado por el consumidor en concepto de impuestos (arancel externo, IVA, ganancias, IIBB, etc).

De seguir vigente deberí­a al menos actualizarse periódicamente su base con el objetivo de gravar siempre el mismo tipo de vehí­culo. No puede ser que el impuesto que era aplicado a una unidad de u$s65.000 hoy se aplique a una de u$s45.000. No tiene sentido.

El perjudicado número uno es el consumidor que se encuentra completamente desorientado a la hora de definir la compra de su unidad ya que en muchos casos además de pagar una devaluación de más del 50% tiene que adicionar un 25% más en concepto de este impuesto. Esas unidades en las nuevas condiciones no se pueden vender.

- ¿Cuáles son los reclamos de los importadores y las urgencias para evitar que caiga el mercado?
- El gran ajuste hoy lo están haciendo los privados al vender unidades con rentabilidad negativa. Con una devaluación mayor al 50% es imposible evitar la caí­da del mercado pero si se pueden minimizar algunos efectos. Suspender la aplicación del impuesto interno sin dudas ayudarí­a.

Otra medida serí­a bajar el costo del patentamiento y de impuestos asociados como la patente.

Por otro lado continuamos con nuestro reclamo para que se nos otorgue la posibilidad de comercializar vehí­culos amigables con el medio ambiente en igualdad de condiciones. Hoy el 100% de dichas unidades son importadas pero el monopolio de su importación desgravada lo tienen un grupo de marcas en detrimento de las demás, algo que está en contra de los principios básicos del comercio internacional.

Hay un grupo de marcas que lo importa pagando un 5% mientras que el resto debe pagar el 35% y se trata de unidades 100% fabricadas en el exterior por lo que la discriminación no tiene sentido.

Se entiende si se desgravan piezas para su fabricación local pero discriminar un producto importado según un concepto de terminal radicada o no radicada no tiene lógica. El gran perjudicado es el de siempre, el consumidor, que solo puede elegir entre un par de modelos cuando podrí­a tener un abanico mucho mas amplio y competitivo.

- ¿Qué dicen los concesionarios?
- Los concesionarios están preocupados y nuestra tarea pasa por trasmitir tranquilidad a largo plazo ante una situación adversa que es coyuntural. Nuestra empresa tiene 25 años en el mercado representando a Hyundai y hemos pasado por situaciones mucho mas complicadas. Hoy estamos trabajando para estar mejor en los próximos meses gracias a novedades importantes en materia de nuevos productos.

Te puede interesar
Zoom Recomendadas