22.07
Buenos Aires, Argentina.
Última actualización 20.37 hs
De qué manera enfrentar los errores cometidos en el trabajo
22-07-2008 Un artículo publicado por The Wall Street Journal postula algunos consejos para recuperarse después de dar un mal paso en el ámbito laboral
Última actualización: 22/07/2008 10:07:00 am
Temas:

Aunque se actue con cuidado y se sigan todas las reglas, en algún momento de la carrera profesional se comenten errores. Sin embargo, para los consultores más importante que la equivocación en sí es cómo se reacciona.

A continuación, un artículo publicado por The Wall Street Journal postula algunos consejos para recuperarse después de un mal paso en el trabajo:

  • Cuidarse  de los extremos. Por lo general, las personas responden de dos maneras ante un problema en el trabajo, dice Barb Krantz Taylor, psicóloga y coach de ejecutivos de Bailey Consulting Group. La primera es cuando alguien reconoce que algo anduvo mal y siente pena y vergüenza. "Y piensan "La verdad es que me equivoqué"", dice Krantz Taylor. La segunda es cuando las personas sienten que se han equivocado pero insisten en culpar a otros. En estos casos, lo más común es que afloren sentimientos de ira e incomprensión. Aléjese un poco y trate de ver la situación objetivamente. Mantenga la calma aún cuando no se sienta calmado.

  • Planificar la respuesta. No fingir que el problema nunca existió. Eso es más importante si el problema o el error aún no ha sido descubierto. "Siempre es mucho mejor decírselo a su jefe que dejar que él o ella lo descubran por otras vías", dice Lee E. Miller, autor de UP: Influence, Power and the U Perspective. "Si su jefe descubre el problema por alguien más y lo convoca para hablar del asunto, acepte la responsabilidad", dice Miller. Además, asumir el compromiso de solucionarlo.

  • Evitar las acusaciones. No permitir que el foco del problema se centre en la culpabilidad, dice Krantz Taylor. En lugar de eso, aceptar el asunto tal cual es, sin reparar en la culpa, y tratar de encontrar alguna manera de remediarlo. Podría ser capaz de dar vuelta el problema en el propio beneficio. "Si brinda soluciones, lo verán como alguien valioso y eso lo ayudará en su proceso de recuperación", dice Miller. Es más, afirma, "demostrar tolerancia mientras se muestran resultados" puede mejorar su reputación.

  • Buscar ayuda fuera de la oficina. Se puede necesitar de alguien objetivo que no pertenezca a la oficina para ayudar a encontrar una solución. "Podría no ser apropiado que comparta internamente sus sentimientos", dice Krantz Taylor. Considerar la consulta a un coach de ejecutivos externo o en un mentor de confianza que no pertenezca a la empresa. "Necesita encontrar a alguien con quien se sienta seguro y con quien pueda compartir sus sentimientos", señala. Explicarle la situación y pedirle su consejo sobre cómo proceder.

  • Si es necesario, pedir disculpas. Para muchos, no es fácil admitir un error y ofrecer un un mea culpa. "Lo más difícil es la disculpa sincera y de corazón", afirma Krantz Taylor. Pero se puede lograr una gran diferencia sobre cómo será visto de ahí en más. Disculparse por el simple hecho de hacerlo no lo llevará a nada, agrega la coach. Por el contrario, un esfuerzo por arreglar las cosas puede volverse en contra y agravar la situación. Hay veces en que la disculpa no es necesaria o apropiada. En esas ocasiones, no pasar por alto el asunto sino decir algo como "no me gustó la manera en que sucediron las cosas el otro día", como un primer paso para suavizar las cosas y poder seguir adelante
@iProfesional en Twitter