22.09.2014 Buenos Aires, Argentina.
Marketing
Lunes 03 de Mayo de 2014 19:21:00
Fernando Zylberberg, protagonista del polémico spot en Malvinas, cuenta cómo se grabó la campaña
03-05-2012 El deportista reveló detalles acerca de cómo fue el backstage del video filmado en las islas, de cara a los Juegos Olímpicos de Londres, que dio que hablar en la Argentina y en el mundo                                               
Reciba noticias en su e-mail
Temas:

"Me llamaron minutos antes de que pongan el spot al aire. Uno no está acostumbrado. El saber que lo estaban pasando en todos los canales al mismo tiempo, que había un anuncio hecho en Télam, etc., fue raro". Así resumió su experiencia Fernando Zylberberg, capitán de la selección argentina de hockey masculino sobre césped.

Como informa Terra, el deportista se convirtió en el rostro del spot publicitario lanzado por el Gobierno Nacional, en el que se reivindica la soberanía argentina sobre las islas Malvinas, haciendo hincapié en la participación de los deportistas nacionales en los XXX Juegos Olímpicos que se disputarán en Londres en julio próximo.

El mensaje, que fue lanzado simultáneamente en diferentes canales de aire y cable, muestra a un atleta argentino que está entrenándose en el archipiélago del Atlántico sur para competir en los Juegos de este año en la capital inglesa.

En el spot, de la agencia Young & Rubicam Argentina, se lo puede ver a Zylberberg corriendo por distintos lugares claramente identificables como las islas Malvinas, y finaliza con el slogan: "Para competir en suelo inglés entrenamos en suelo argentino".

"Me la pasé corriendo una semana por toda la Isla. Me llamaron hará un mes atrás, gente de la productora y me dijeron que se tenía que hacer en esa semana y se aprovechaba la maratón para poder viajar", explicó el atleta en un diálogo radial.

Zylberberg hizo mención así al equipo argentino de postas integrado por cuatro ex combatientes que el 18 de marzo pasado ganó la 6ta. edición de la Standard Chartered Stanley Marathon 2012, denominada también Maratón de las Islas Malvinas, y que fue fiscalizada por la Federación Internacional de Atletismo y la Asociación Internacional de Maratones y Carreras de Distancia, informó Terra.

"No sé quién me pagó"
Ante la pregunta de si le costó aceptar la propuesta o no, Zylberberg dijo: "Lo que me explicaron a mí fue que era un comercial para los Juegos Olímpicos".

A la vez, indicó que sólo un día antes de que el spot saliera al aire se enteró de que terminaría siendo un producto de Presidencia de la Nación.

"En realidad, nos contaron cuáles eran los posibles fines, pero la verdad es que nosotros estábamos en un comercial que hablaba de entrenar en suelo argentino para competir en suelo inglés", explicó.

"Estuve una semana. Llegamos el sábado y el domingo corrimos la maratón. Corrí con el equipo de postas porque a los 42 kilómetros no sé si llegaba", bromeó, y agregó: "Nunca entrené tanto como en esa semana. No te miento. Anduve por montaña, la ruta, en la playa, la ciudad, desde las 5 de la mañana".

Con esta afirmación, el atleta compartió el esfuerzo y la exigencia física que implicó la grabación pese a que la compaginación final terminara siendo de un minuto y medio.
Los participantes

"Había un cámara, otros deportistas y yo. Se filmó con más chicos. Al final, hubo una decisión de que fuera yo solo. Yo por ahí era el único que había participado en Juegos Olímpicos. Los otros chicos están compitiendo para ver si clasifican", explicó Zylberberg, quien contó que pese a la exigencia de la grabación, pudo recorrer Malvinas cuando tenían un rato libre, en los que coincidieron con varios excombatientes.

El atleta admitió haber cobrado por protagonizar el video, aunque no sabe quién pagó por su trabajo.

"No sé quién me pagó. Un conocido me contactó con una productora que quería hacer este mensaje. No me enteré hasta el día de hoy de muchas cosas", aseguró y añadió: "La filmación fue en secreto. Se eligió la fecha de la maratón para disimular".

La experiencia con los excombatientes


"Fue una experiencia hermosa estar con ellos y escuchar de su propia boca sus historias, emotivas y tristes. Pisar ese lugar del que tanto hablan fue fantástico", compartió Zylberberg, quien admitió que antes de esta experiencia "no era malvinero".

"Lo que más me impactó fue que no ocupaba un lugar importante en mi vida, quizás por mi edad. No tengo ni recuerdo de la guerra. No tenía una opinión o un sentimiento en en cuanto a Malvinas. Sí me cambió la opinión al escuchar a los excombatientes que, siendo chicos de 17, 18 años, tuvieron que ir a pelear".

Reciba noticias en su e-mail
Más temas en Facebook
iProfesional en Twitter