Marketing
El desafío Siam-Quilmes: que todos tomen una cerveza a la temperatura justa
31-01-2017 Las dos marcas trabajaron en conjunto para crear una heladera con un compartimento especial. Posee un indicador externo para saber cuándo está lista
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Los consumidores de cerveza saben que el freezer es un arma de doble filo a la hora de enfriar una cerveza a su punto justo: puede explotarse la botella. Y la heladera no es suficiente para los paladares argentinos, quienes consumen unos 43 litros anuales de cerveza.

Dos marcas “históricas” de la Argentina encontraron la solución. Siam y Quilmes crearon una heladera con un tercer frío, que asegura la temperatura ideal para su consumo.

La nueva heladera incorpora un compartimento extra, ubicado en la puerta del freezer, que alcanza el “Punto Quilmes”: 2 grados, el “secreto” para beber una cerveza bien helada. Tiene capacidad para cuatro botellas de un litro.

Desde Newsan, empresa propietaria de SIAM, contaron que Quilmes les planteó esta inquietud, que derivó en este producto único.

 “Esto nos motivó a concretar un proyecto juntos donde, por primera vez, dos marcas argentinas acerquen una solución a este problema, y puedan acompañar al consumidor en esta experiencia”, explicó Marcelo Romeo, Gerente de Marketing y Comunicaciones de Grupo Newsan, responsable de SIAM.

“Siguiendo con esta idea, se logró desarrollar la primera heladera del mercado con un tercer frío. Esta tecnología permite almacenar botellas de cerveza para que puedan alcanzar la temperatura justa”, completó el ejecutivo.

Este producto se inscribe dentro del marketing experiencial, donde la marca busca conectar con el consumidor y crear sensaciones que fortalezcan una relación directa y emocional.

El objetivo es encontrar nuevos usos y formas de consumo, para que el usuario vaya creciendo junto a la marca y forme parte de su comunidad.

Funciones y diseño
La heladera no sólo enfría la cerveza a su temperatura justa, sino que también le avisa al usuario cuándo la bebida está lista para consumir.

De este modo, no hará falta abrirla y chequear el nivel de frío de las botellas al “tacto”. Gracias a este indicador visual se mejora la experiencia de uso, ya que ofrece una rápida lectura y comprensión.

La heladera posee la tecnología No Frost, tiene nivel de eficiencia energética Clase A y utiliza el gas R600a, el más ecológico de la categoría.

Además, la heladera posee un diseño pensado para quienes valoran que no sea un electrodoméstico más, sino que logre adaptarse al ambiente, con un concepto moderno y estilizado. Por eso su exterior es de acero inoxidable, fiel a las actuales tendencias.

“La experiencia del consumidor es clave a la hora de fidelizar una marca, el producto debe formar parte de un ecosistema, donde lo primordial no sea solo su funcionalidad si no lo que puede aportar como diferencial, así como diseño, calidad o adaptación a las características del consumidor”, concluyó Romeo.

La heladera ya puede comprarse en las principales cadenas de electrodomésticos del país a un precio sugerido de $17.999.

SECCIÓN Marketing