Marketing

Los expertos ven campaña "de baja intensidad" y pocas sorpresas en los primeros spots electorales

27-07-2017 Analistas políticos coinciden en que el inicio de la actividad proselitista en televisión no despierta pasiones. Y que la cosa seguirá igual hasta agosto
Por Andrea Catalano
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Previsibles. Sin grandes mensajes. Ni gran impacto. Casi insípidas. Así podrían calificarse, según la visión de los principales analistas políticos, los primeros spots de campaña que esta semana echaron a rodar por televisión e internet los distintos candidatos de cara a las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO).

En un contexto en el que se detecta bajo nivel de participación ciudadana en la campaña, con cierto hastío por la controversia, los analistas consideran que las publicidades electorales captan ese humor social. Los mensajes suavizan el tono y ponen a los candidatos en un segundo plano.

Un repaso sobre los anuncios televisivos de los principales candidatos en el mayor distrito electoral del país muestran que Cristina Fernández de Kirchner (Unidad Ciudadana) no aparece en las imágenes; Cambiemos apela a la música tranquila y a recordar las preguntas previas a estos comicios sobre si podrían bajar la inflación, dar créditos hipotecarios o luchas contra la corrupción, entre otras cuestiones.

Massa (1Pais) aparece en uno de sus actos de campaña con énfasis en su propuesta para que bajen los alimentos y las tarifas de servicios públicos, y Randazzo (Cumplir), en tono más rockero, destaca su gestión con los trenes y los documentos de identidad como garantía de que, tal como se llama su agrupación, cumple.

Los analistas políticos hicieron una primera evaluación sobre lo que se vio en el inicio de la campaña en televisión de cara a las PASO del 13 de agosto. Hay cierto consenso entre ellos, más allá de las distintas visiones, en que no hay nada que hoy llame demasiado la atención. Y seguramente esto se mantendrá hasta que se llegue a la fecha señalada.

"Los candidatos principales de la provincia de Buenos Aires están dentro de lo esperado. El Gobierno apela a la esperanza y pone énfasis en el tema económico; Cristina canaliza la desaprobación de los sectores que rechazan al oficialismo pero sin nada llamativo desde el punto de vista del mensaje. Y Massa más frontal, donde se lo ve en uno de sus actos, hablando con vehemencia y marcando su posición frente a la situación actual", explicó a iProfesional, el consultor político Carlos Fara.

Para Analía del Franco, directora de la consultora que lleva su apellido, la línea que se está siguiendo "es acorde con una elección de medio término", donde es posible ver a candidatos conocidos con otros que no lo son tanto.

"Todos tiran a pedestre, a cuestiones básicas de la población que sólo están para atender en el aquí y el ahora. Se privilegia, en general, el contacto diario como una manera de decir que estamos todos en el mismo barco", agregó.

En un punteo candidato por candidato, el analista político Raúl Aragón, consideró que el spot de Cambiemos "no digo que es mentiroso pero es inexacto", puesto que, por ejemplo, la inflación "la bajaron relativamente" y "los créditos hipotecarios son demasiado condicionados, porque no llegan a las clases de menores ingresos".

Por el contrario, Aragón sostuvo que el de CFK "es coherente con la totalidad de la campaña y, a diferencia de Cambiemos lo que dice es verdad porque hay mucha gente perjudicada".

Bajo la consigna, "Tu mensaje es tu voto", el aviso de Cristina muestra supuestos sufragios que se ingresan en las urnas donde hay mensajes como "Macri no quiero vivir con miedo a que me despidan" o "Todo sigue aumentando y nuestro sueldo sigue igual" o, el de un jubilado, "No puedo vivir con la plata de mi jubilación". 

Fara coincide en que Cristina canaliza la desaprobación y el hecho de que no aparezca responde a la intención de transmitir un mensaje "sereno".

Para Del Franco, en tanto, que la ex presidenta no aparezca responde tanto a que no necesita exponerse como a que, a su vez, "hasta la puede perjudicar".

En ese sentido, la consultora sostuvo que "lo que prima son los ciudadanos, los vecinos como protagonistas. Los políticos no están en alza y ponerse a la palestra puede significar un rechazo. De modo que los mensajes apuntan a que los políticos son uno más y por esa razón se los ve en acciones con el otro".

Los spots de Cambiemos que le siguieron al inicial donde se suceden las distintas preguntas que hacían dudar sobre la capacidad del Gobierno para enfrentar los problemas que tenía delante destacan, justamente, esta situación. Los principales candidatos tocando el timbre de la casa de un vecino, o charlando con ellos en la vereda, o tomando mates en la cocina de su casa. Imágenes que tampoco son nuevas.

Se destaca, en este sentido, la figura de la gobernadora María Eugenia Vidal que, sin ser candidata, y por ser una de las referentes del actual Gobierno de mejor imagen, aparece siempre al final de cada spot pidiendo el voto para seguir sumando fuerzas en el equipo y continuar haciendo. Juntos, tal la palabra hecha carne por este partido desde las elecciones presidenciales de 2015.

Massa es, sin embargo, el más frontal en este escenario. Su primer spot lo muestra en uno de sus actos de campaña, con Margarita Stolbizer muy cerca de él por ser la segunda candidata a senadora por la lista de ese partido político.

Tampoco se sale mucho de lo que se conoce sobre el candidato. Un discurso en donde, además de su vehemencia, se pone el acento en la necesidad de que haya una discusión a nivel gubernamental para que bajen los precios de los alimentos, los medicamentos y los servicios públicos.

"Massa reitera las líneas fundamentales de su argumentación. Lo que dice es verdad. Y está reclamando al Gobierno que se haga algo mientras, en paralelo, señala las medidas adversas. Tiene impacto porque, además de ser verdad, representa un reclamo de la mayoría de la población", aseveró Aragón.

¿Qué pasa con Randazzo? Parece haber coincidencia también en que los mensajes que surgen de sus spots no parecieran resultar tan efectivos. Sin embargo, también provoca miradas diversas. El foco de este candidato está puesto en su gestión como ex ministro de Interior y en que cumplió con lo que encaró. En un juego de palabras que realiza con el nombre de su agrupación, Cumplir.

"Lo de Randazzo es débil - indicó Aragón- Al hablar de sí mismo y decir que es el único creíble su spot es débil".

Otra es la mirada de Analía del Franco para quien su dificultad radica en que se está presentando. "El acento está puesto en cumplir, en el valor de la palabra", indicó. Al igual que en los otros casos, Randazzo aparece o en los andenes de algún ramal ferroviario o en la calle, en contacto con la gente, siempre de traje, aunque de un modo descontracturado.

¿Qué puede esperarse hacia adelante? No mucho más. Seguramente se vean nuevas piezas pero nada que llame poderosamente la atención. Las expectativas parecen estar bastante planchadas.

"Creo que habrá una segunda etapa en donde el Gobierno será el blanco de los otros candidatos. Habrá mucho énfasis en lo que no cumplieron", consideró Aragón.

Para Del Franco, la campaña seguirá tal como está ocurriendo en estos días, sin demasiados sobresaltos. Observación que es compartida por Carlos Fara para quien "la campaña ya empezó, lo que venga luego será más difícil de remontar".

En ese sentido, sostuvo que tampoco se prevén grandes novedades y que ni siquiera "hay clima de campaña. Estoy recorriendo las provincias y no se advierte mucho movimiento, más que la cartelería. La campaña está en los medios", concluyó.

SECCIÓN Marketing