Politica

Moyano le pone más presión a la CGT para que formalice una fecha de paro y se aceleran los tiempos de la protesta social

06-06-2018 El líder camionero anunció una huelga nacional el 14 de junio si no hay acuerdo paritario con los empresarios del sector. Lo hizo un día antes de que se reúna el Consejo Directivo de la central obrera. Así, se achica el margen de los triunviros. ¿Realizarán una medida de fuerza en la misma jornada?
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Este miércoles, un día antes de que se reúna el Consejo Directivo de la CGT para definir medidas de protesta, el secretario general de Camioneros, Hugo Moyano, advirtió que su sindicato hará un paro nacional el jueves 14 de junio si no llega a un acuerdo con la cámara de autotransporte de carga, Fadeeac, en la paritaria sectorial. 

Así lo anunció el camionero micrófono en mano y parado sobre un acoplado desde una asamblea en la autopista Ezeiza-Cañuelas.

El sindicato de choferes de camiones reclama un 27% de aumento y un bono de $15.000 y la cámara ofrece un 15% por lo que todo indica que los Moyano irán a la huelga general.

La fecha en que Hugo Moyano lanzó su ultimátum no parece casual. En menos de 24 horas, el consejo directivo de la resquebrajada CGT debe resolver si irá a un cese de actividades general -el tercero de la era Macri- y cuándo.

¿Decidirán realizar una medida de fuerza en una fecha estipulada por Moyano o buscarán diferenciarse?

Al ser consultado por la prensa sobre el posicionamiento de la central obrera, este miércoles Hugo Moyano fue muy crítico: "Los muchachos todavía están analizando los problemas en profundidad... quizás en el 2030 anuncien un paro", dijo con ironía.

No sólo Moyano presiona a la central obrera para que lance una huelga: las dos CTA, cuyos referentes Hugo Yasky y Pablo Micheli articulan con Pablo Moyano y Sergio Palazzo de La Bancaria, fijaron para este viernes 8 de junio un cese de tareas a nivel país.

En este contexto, el líder del gremio de los Canillitas, Omar Plaini, aseguró este miércoles que "hay unanimidad en que tenemos que ir a una medida de fuerza, tenemos que ponernos de acuerdo en la fecha. Seguramente, el paro inmediato será la semana que viene. Todos los compañeros de la CGT van a revisar las paritarias. En la medida que se pierda condiciones dignas de vida se profundizará la conflictividad social y todas las organizaciones sociales vamos a salir a reclamar", enfatizó en declaraciones radiales.

De ser así, difícilmente la CGT convoque a un paro en una fecha diferente a la de Moyano. Sería un desacople muy fuerte. Pero para definiciones hay que esperar hasta este jueves.

Así las cosas, en el sexto mes del año la protesta social asoma en ascenso.

El Gobierno vio primero la multitudinaria manifestación opositora del 25 de mayo y luego, el 1º de junio, la Marcha Federal por pan y trabajo, que tuvo a las organizaciones sociales como protagonistas y desbordó la Plaza de Mayo.

A estas circunstancias se suma el paro de las dos CTA, el 8 de junio, en rechazo al veto presidencial a la ley antitarifas y al acuerdo con el FMI, entre otros temas.

Ante este estado de la conflictividad social, no puede pasarse por alto la participación de Héctor Daer en la también multitudinaria movilización de las organizaciones sociales. Enfrentado a Moyano, durante una entrevista televisiva el triunviro dijo sobre el paro: "Es un instrumento que tenemos los trabajadores para hacer sentir nuestros reclamos cuando no son escuchados. Condiciones para el paro hay. El jueves va a haber una reunión de Consejo Directivo, y ahí vamos a terminar de definir no sólo una medida, sino proponerle a la sociedad un acompañamiento".

También resonó en el mundo sindical otra declaración de Daer -uno de los referentes de los Godos- a la prensa. Y fue justamente sobre Moyano: "No tengo mucha relación, sí hablar de vez en cuando. No cabe duda de que lo han puesto en la mira. Miremos cómo sucede: a partir de enero fue permanentemente noticia en los diarios, e injustamente. No está procesado en ninguna causa". 

Desde el camión
“Si no tenemos respuestas el próximo martes, el jueves hacemos un paro nacional”, aseguró este miércoles Hugo Moyano, a la vera de la ruta.

Así, el líder de los Camioneros anunció una huelga sin movilización para el 14 de junio, cuando inicia el Mundial, si no logran una respuesta favorable a su reclamo del 27% de aumento por parte de Fadeeac, la cámara de autotransporte de carga, durante la próxima audiencia pautada por el Ministerio de Trabajo.

A su vez, denunció que el Gobierno "presiona a los empresarios para que no ofrezcan más del 15%", en tres cuotas y con la quita de algunos beneficios. 

El ministerio de Trabajo había dictado el lunes una conciliación obligatoria por quince días después de que el miércoles anterior fracasara la primera reunión entre las partes.

Este miércoles, Moyano, referente de unos 200.000 choferes de camiones, lanzó dardos contra el presidente Mauricio Macri, el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, la política económica y "un sector" de los medios de comunicación que apoyan al Gobierno.

Las declaraciones del ex jefe cegetista fueron durante una asamblea de 2.000 camioneros que se realizó a la altura del kilómetro 37,5 de la autopista Ezeiza-Cañuelas

Los camioneros respaldaban a su líder al grito de "si lo tocan a Moyano les paramos el país". Estaban frente a un fuerte operativo de la Gendarmería Nacional y la Policía bonaerense.

Frente a este estado de situación y en medio de su alocución, Moyano insistió: "Si me quieren poner en cana, vengan", dijo desafiante, en referencia a las investigaciones judiciales que golpean tanto a su figura como a su familia. 

Los autoconvocados
Moyano anunció su ultimátum en la misma jornada en que se producía un bloqueo de camiones en accesos estratégicos de la Ciudad de Buenos Aires, lo que provocó un caos de tránsito demorando ingresos y salidas del centro porteño. El líder del sindicato de choferes de camiones (Sichoca) dijo no estar relacionado a esa medida.

Los inconvenientes con el tránsito comenzaron esta madrugada, cuando algunos propietarios de camiones no sindicalizados decidieron protestar contra el Gobierno nacional y el porteño por el incremento de los costos logísticos.

Los denominados "autoconvocados" se quejan del aumento de los combustibles, de los peajes, del encarecimiento de los permisos para circular por rutas y caminos y de otros trámites burocráticos necesarios para operar. La medida de protesta coincidió, casualmente, con el acto de Moyano.

El referente de Camioneros respaldó a los "autoconvocados" en su reclamo pero tomó distancia de la protesta. "Son trabajadores con herramienta propia, ellos cortaron los acceso a la Ciudad y nosotros estamos acá".

Así, este miércoles volvió a reflejar la efervescencia de la protesta social, que promete crecer en la primera quincena de junio.


SECCIÓN Politica