Finanzas

Quizás sean más de u$s30.000 millones: ¿qué cantidad le pedirá el Gobierno al FMI para calmar al mercado?

09-05-2018 El ministro de Hacienda viajó a Washington para solicitar un préstamo que lleve calma a los mercados. El objetivo es garantizarse los fondos para enfrentar cualquier corrida cambiaria hasta 2020. ¿Cuál es el "número mágico" que calcula el funcionario para este "blindaje versión 2018"?
Por Leandro Gabin
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Estas son horas claves para el país y para el gobierno de Mauricio Macri.

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, comienza este miércoles las negociaciones con Roberto Cardarelli, el encargado del caso argentino para el Fondo Monetario Internacional (FMI). Luego, se reunirá con la titular del organismo, Christine Lagarde.

El funcionario de Cambiemos ha viajado junto con otros miembros del equipo económico: el viceministro Sebastián Galiani, el jefe de asesores Guido Sandleris, el secretario de la cartera Rodrigo Pena, el jefe de Gabinete Ariel Sigal y el secretario de Finanzas Santiago Bausili.

Dujovne y compañía empezarán a delinear un tema fundamental: cómo será la asistencia financiera que el organismo le otorgará a la Argentina.

Las especulaciones están a la orden del día. Sin embargo, según pudo saber iProfesional, el ministro irá por un monto "sustancialmente más elevado del que trascendió".

Fuentes ligadas a esa cartera anticiparon a este medio que los u$s30.000 millones que se rumorearon al inicio resultan escasos para el mensaje que quiere transmitir el Gobierno a inversores.

Concretamente, quiere dejarle bien claro al mercado que el país tendrá todos los dólares que necesite para los próximos años y también para "bancar" su plan gradualista. En otras palabras, que los billetes verdes sobrarán en la Argentina.

Incluso, esto mismo es lo que le están aconsejando los bancos de inversión que mantienen dialogo fluido con los funcionarios.

"Tienen que demostrar que no hay manera de hacerle una corrida a este Gobierno", afirmó un importante banquero en una charla con iProfesional desde Londres.

La consigna que llevará Dujovne a Washington es que el monto a solicitar para este "blindaje" versión 2018 tiene que alcanzar como para hacer frente a las necesidades de financiamiento de los próximos años.

El Gobierno no tiene previsto usar ese dinero. Por ende, no habría desembolso efectivo, pero serviría como un reaseguro de que, pase lo que pase, "la plata está" y de sobra para sostener el gradualismo fiscal.

La pregunta del millón (o de los miles de millones) es inevitable: ¿cuál es ese número mágico?:

- Año 2018: para cerrar el programa financiero hacen falta entre u$s5.000 y u$s8.000 millones, dinero que el ministro de Finanzas, Luis Caputo, buscará en el mercado doméstico

- Año 2019: las necesidades se elevarían a poco más de u$s27.000 millones, según los cálculos de Finanzas.

"Para detener una corrida y mostrarle al mercado que se puede vivir en paz por mucho tiempo, hay que tener en el bolsillo dos años de financiamiento ", afirma a iProfesional un banquero local.

En resumen, ese número tan "contundente", capaz de ganarle la pulseada al mercado estaría más cerca de los u$s50.000 millones que de los u$s30.000 millones que trascendieron el martes.

¿Es posible hacerse de ese monto? En principio sí.

Desde el Credit Suisse, el mismo banco que cerró a principios de enero un préstamo por u$s1.000 millones con Luis Caputo (llamado en la jerga, Repo), calculan que Argentina puede acceder a un crédito enmarcado en la Línea de Precaución y Liquidez del FMI (LPL).

Esta opción es la que tiene menos condicionantes económicos y va de los 6 meses a los 2 años de plazo.

"Bajo ciertas circunstancias, el FMI puede prestar más allá de la cuota que le permite cada país", recuerdan desde el banco suizo.

Hace referencia a la acontecido en Grecia en 2010, que obtuvo una línea por el 3.200% de su cuota.

En el caso argentino, dicha "cuota" equivaldría a unos u$s4.500 millones.

"En nuestra opinión, la principal tarea de Dujovne en Washington es la de asegurarse un préstamo muy grande, que minimice las condicionalidades y los costos políticos para la gobernabilidad", señalan desde la influyente entidad.

"El objetivo del crédito es calmar a los mercados, al demostrar que se cuenta con el financiamiento suficiente como para cerrar las necesidades de fondos de este año y probablemente del que viene", agrega.

En Wall Street creen que la pulseada final será entre el dinero que solicitará Dujovne y las condiciones que impondrá el organismo.

En charlas informales ya se habría "pre negociado" el acuerdo que ahora se hizo oficial, por lo tanto se prevé que se cerrará en el corto plazo.

Además, el Gobierno ya se hizo de la venia de la Tesoro de Estados Unidos, que dio luz verde anticipada para que el organismo de crédito avance con el pedido del presidente Macri.

SECCIÓN Finanzas
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR